inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/04/2010 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen de varias bolsas con ketamina, una de las drogas utilizada en el ‘beso del sueño’.
Detenido el presunto culpable de múltiples robos con el método del ‘beso del sueño’
El detenido, que vivía en el distrito, desvalijaba a las víctimas y les extraía dinero de sus cuentas, tras haberles drogado en un bar de copas.

 

“Intensa embriaguez, euforia, sensación de flotar, la realidad desaparece...”. Estos son algunos de los  efectos de la ketamina, una droga utilizada por los veterinarios como anestésico, y usada para uno de los clásicos métodos de robo y, en algunos casos, agresiones sexuales. El conocido como ‘beso del sueño’. 

Un hombre ha sido detenido en su domicilio, en Arganzuela, acusado de varios robos con violencia e intimidación. Fernando L.C, de 50 años, español, actuaba siempre de noche, en locales de ocio ubicados en las céntricas calles Mayor, Arenal o Atocha. Drogaba a sus víctimas para después desvalijarlas. Al día siguiente despertaban en el hospital, sin apenas recordar lo sucedido. 
 
Echaba la droga en la bebida

Hasta ahora existen siete denuncias relacionadas con este modus operandi, todas ellas puestas por hombres; pero los agentes creen que sus víctimas podrían superar el centenar.

El detenido, un hombre bien vestido, acudía a estos locales y, tranquilamente, elegía a su víctima; siempre personas solas con las que entablaba conversación y se tomaba unas copas. Tras ganarse su confianza, las invitaba a cambiar de local. Era entonces cuando aprovechaba cualquier despiste de la víctima para echarle en su consumición la droga. Benzodiazepinas (ansiolíticos) o ketamina. Mediante engaños, conseguía obtener el número PIN de las tarjetas de crédito, antes de que acabara inconsciente. Después, le quitaba todos los objetos de valor con los que contara, antes de abandonarlo en el local, donde perdía totalmente el conocimiento. Durante ese letargo, el supuesto ladrón realizaba las extracciones con la tarjeta . 

Las víctimas se despertaban en una cama de hospital, sin saber nada de lo que había sucedido ni conocer el peligro que habían corrido, ya que la mezcla de estas drogas con alcohol puede llegar a producir la muerte. 

Con la descripción de los pocos denunciantes -la primera denuncia es de 2008, la última, del mes pasado- y su zona de actuación, los agentes trataron de identificarle. Fue localizado en la puerta de su casa. Las víctimas le han reconocido sin dudar; ahora se espera que aparezcan más casos.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic