inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 26 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
28/03/2011 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Madrid Río, el sueño cumplido
El 15 de abril estará abierto completamente ese corredor medioambiental que es Madrid Río y que une grandes zonas verdes como la Casa de Campo o los parques del Oeste y Lineal del Manzanares.

Diseñado por Dominique Perrault y dividido en dos brazos que suman 278 metros, el Puente de la Arganzuela  es uno de los últimos eslabones de un proyecto, Madrid Río, que concluirá el próximo 15 de abril, cuando esté abierto completamente ese corredor medioambiental que une grandes zonas verdes como la Casa de Campo  o los parques del Oeste y Lineal del Manzanares. Se rompe así la profecía de quienes, como antes habían hecho con la M-30, calificaron el proyecto de "sueño que no conseguiríamos. Pues bien, ese sueño ya es realidad". Lo ha dicho Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de la capital, durante la inauguración del puente, una infraestructura que confirma con hechos "que no existe otro Madrid más allá del Manzanares. Sólo existe un único Madrid, cuyos ciudadanos, con independencia de la orilla en la que vivan, deben tener a su alcance las mismas oportunidades de  ocio, cultura o deporte".

Dominique Perrault, autor de otro gran proyecto también ubicado a orillas del Manzanares como es la Caja Mágica, ha concebido un puente dividido en dos brazos que suman 278 metros y confluyen sobre una plaza mirador ubicada en el propio parque de la Arganzuela, en la que se cruzan distintos caminos. Las dos espirales crecientes y la malla que las recubre, brillante de día e iluminada de noche, son sus claras señas de identidad. "Este puente -explicó Ruiz-Gallardón- nos ofrece un recorrido desde el que observar un Madrid respetuoso con su pasado, representado por el puente de Toledo; un Madrid volcado en la cultura, a través de nuevos espacios como Matadero; un Madrid abierto a la creatividad, representada en esos puentes gemelos o en esa playa que imaginaron unos niños; o un Madrid sostenible, que ha sido capaz de triplicar la superficie del parque de la Arganzuela".
Todo ello, gracias al esfuerzo solidario de los ciudadanos, ya que ha sido el Ayuntamiento quien ha financiado el 94% de la inversión conjunta que suman Calle 30 y Madrid Río. En concreto el puente de Arganzuela ha requerido una inversión, íntegramente municipal, de 13,6 millones de euros.

15 de abril, un hito
Dentro de apenas tres semanas, el 15 de abril, será el momento de poner el "fin" en una página con un balance abultado: más de 900.000 metros cuadrados devueltos a los ciudadanos; sustituidos los 200.000 vehículos que diariamente circulaban por las márgenes del río por 33.000 nuevos árboles; más de 10 kilómetros de paseos peatonales y ciclistas; el rumor del agua del río y 13 fuentes ornamentales en lugar de ruido;  470.000 arbustos para combatir la contaminación ambiental; 33 instalaciones deportivas y 33 pasos para "coser" la frontera que constituía la M-30. "No sólo hemos implantado un modelo de movilidad sostenible cuyos efectos se sienten en toda la ciudad, como en las peatonalizadas calles y plazas de Arenal, Montera, Callao u Ópera, -señaló el alcalde- sino que, al igual que hizo la Gran Vía en el siglo XX, a través de Madrid Río hemos dotado a la ciudad de un nuevo paisaje".

Una de las claves para conseguir ese nuevo paisaje accesible y sin barreras ha sido el sistema de puentes y pasarelas, entre los que se encuentra el inaugurado hoy,  que facilita el paso entre ambas orillas y que ha hecho que ningún vecino de la zona tenga a más de 300 metros un sitio por donde cruzar el río. "En total -ha detallado el alcalde- son 33 pasos universalmente accesibles, de los cuales, excepto una pasarela y el puente de la Reina Victoria  -ubicado frente a San Antonio de la Florida-, todos son de nueva construcción o han sido rehabilitados y ampliados". En concreto, son 19 los pasos renovados, entre los cuales, además de los puentes de Toledo o Segovia, se incluyen siete presas históricas o el puente oblicuo, cuyos pinos asomados sobre el Manzanares son un símbolo de la transformación de todo el ámbito.

Otros 12 son de nueva construcción, como las dos pasarelas que unen el parque Lineal del Manzanares con la Avenida del Manzanares y ésta con el parque de Tierno Galván. Además, algunos de ellos constituyen nuevas referencias arquitectónicas. Es el caso del puente en Y, o el de los dos puentes gemelos decorados por Daniel Canogar.

"Hemos cumplido nuestro compromiso y hemos respondido a la confianza que depositaron en nosotros los ciudadanos", concluyó Ruiz-Gallardón.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic