inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 24 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/02/2008 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Las riberas de Arganzuela acogerán una playa artificial y nuevas zonas verdes y estanciales
Tras la conclusión del proyecto “Madrid Calle 30”, el de las grandes -y molestas- obras, es el turno del embellecimiento urbano con “Madrid Río”.

Una playa urbana junto al Manzanares a imagen de la que existe junto al Sena en París. Es sin duda la iniciativa que más expectación ha levantado, aunque el Plan Especial “Río Manzanares”, presentado por el alcalde el pasado 23 de enero, incluye muchas otras de igual trascendencia. Lo importante es el objetivo global del proyecto: crear “una Castellana ecológica que cruzará Madrid e integrará los barrios de ambas riberas”, en palabras de Alberto Ruiz-Gallardón. La actuación estrella del Gobierno municipal afecta a una superficie de 820 hectáreas a lo largo de seis distritos: Moncloa, Centro, Arganzuela, Latina, Carabanchel y Usera. Pero puesto que Arganzuela tiene más kilómetros de ribera que ninguno, será también el que experimentará una mayor transformación.

Los cinco ejes del proyecto
Recuperar el río, Salón de Pinos, nuevas zonas verdes, eje lúdico y deportivo y urbanización de la zona son los cinco ejes de “Madrid Río”.

En el primer punto se enmarca la creación de una playa artificial junto al Matadero, pero también la limpieza y aumento del cauce mediante la creación de 13 kilómetros de nuevos colectores y de 27 estanques de tormentas y la modernización de las depuradoras. Se remodelarán o construirán 23 pasarelas peatonales, especialmente entre el Vicente Calderón y el Puente de Praga, para conectar la playa, el Parque de la Arganzuela, y los espacios culturales del Matadero y el Mercado de Frutas con el Salón de Pinos. Además, se recuperarán los puentes históricos. “Pronto se podrá pasar bajo el Puente de Toledo, el de Segovia unirá la ciudad con la Casa de Campo y el del Rey será de uso ciclista y peatonal”, explicó Ruiz-Gallardón.

En segundo lugar, un paseo de 6 kmts. de largo y 25 metros de ancho en la ribera occidental formará el Salón de Pinos, donde habrá carril bici, zonas infantiles, espacios para mayores, quioscos y veladores.

Por lo que respecta a las nuevas zonas verdes, ocuparán más de 3.200.000 m2 -aumentará la superficie actual en 213.000 m2- y se plantarán 26.263 árboles. El distrito se beneficiará de las plantaciones en los aledaños de los puentes de Toledo y Andalucía y en el Parque de Arganzuela, que estará mejor equipado y tendrá más jardines.

El cuarto eje propone itinerarios que suman 42 kmts. e incluyen 11 nuevas áreas de juego infantil, 6 espacios para mayores, 30 kmts. de carril bici y 253.601 m2 de uso deportivo, con 43 pistas nuevas y un embarcadero para remo, además de los contenedores culturales del Matadero y el Mercado de Frutas.

Por último, el proyecto contempla la urbanización de la zona, es decir, de las calles que dan al río, para dar continuidad, ampliar aceras, abrir calles y renovar el mobiliario, aportando 250.000 m2 construidos de dotaciones culturales, de salud y bienestar social y 9 aparcamientos para residentes con 4.303 plazas, y fomentando la rehabilitación para embellecer las viviendas.

Información y ejecución
De febrero a abril se mantendrá abierto un periodo de información pública. Tras la aprobación definitiva -el proyecto ha contado con un gran consenso político-, se adjudicará y ejecutará entre 2009 y 2010. 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic