inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 24 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/12/2008 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Riviera, símbolo de la noche madrileña, clausurada desde el día 21.
La Riviera, otra sala cerrada por problemas de licencias
A partir de la muerte de Álvaro Ussía en el Balcón de Rosales, se han cerrado varias salas nocturnas por problemas de licencias que ya existían anteriormente.

 

La sala La Riviera se une a la lista de locales nocturnos cerrados por diversos problemas con las licencias. Ya han sido varias las salas clausuradas en un periodo de tiempo muy corto, periodo que empezó a partir de la violenta muerte del joven Álvaro Ussía en la puerta del Balcón de Rosales. Salas como   Macumba, MOMA o el propio Balcón de Rosales han cerrado sus puertas hasta próximo aviso. 

El pasado viernes 21 de noviembre se procedió al cierre de La Riviera, una de las salas de conciertos más emblemáticas de Madrid. 

Clausurada sin previo aviso

La decisión ha estado rodeada de polémica, por un lado, la sala denuncia en un comunicado oficial que “la comunicación de la clausura se nos notificó el jueves por la noche y se ejecutó el viernes, sin darnos tiempo a reaccionar ni avisar al público y proveedores en general (...) esta premura nos lleva a preguntarnos por las razones de urgencia que han llevado a tomar esta medida, cuando el expediente en virtud del cual se clausura la sala databa de hace dos años y se refería a problemas menores”. 

Desde los partidos de la oposición se cree que estas clausuras llegan tarde y que muestran la “absoluta dejadez municipal en este tema”. Ya en febrero, el PSOE presentó una propuesta en el Pleno del distrito en la que se pedía que se instara al Ayuntamiento de Madrid para que “actuara contra la situación de ilegalidad en la que se encontraba la sala”. Y es que eran muchos los vecinos que se quejaban de los problemas de ruidos y tráfico que provocaba. 

La razón oficial del cierre es que “la actual licencia de funcionamiento no se ajusta a las modificaciones que se han hecho en el local y que requieren, por tanto, de una nueva licencia que se está tramitando en la actualidad”. 

Por eso Óscar Iglesias, portavoz socialista del distrito, se pregunta “¿por qué no hizo caso el Ayuntamiento a las denuncias y ahora cierra la sala deprisa y corriendo?”. 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic