inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/06/2008 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Vecinos de Embajadores se unen en contra de las cundas
Los vecinos de la zona de la Plaza de Embajadores ya no pueden más. Llevan cinco años aguantando el tráfico de cundas o “taxis de la droga”. El aumento de robos, suciedad e inseguridad son algunas de las quejas de estos vecinos.

Los vecinos de la Glorieta de Embajadores ya no pueden más. Son ya cinco años los que llevan conviviendo con las denominadas cundas o “taxis de la droga”: coches que se dedican a trasladar a toxicómanos  desde la misma plaza a las zonas en la que compran la droga, a cambio de una pequeña cantidad de dinero. 

Este servicio no descansa, día y  noche las cundas están ahí, esperando a nuevos clientes. Coches, furgonetas..., da igual, lo que importa es que den el servicio. Los vecinos, por su parte, están hartos de encontrarse a diario con esta situación y se han unido para comenzar a movilizarse. Han creado la Asociación de Afectados de la Glorieta de Embajadores, y una de las primeras decisiones que han tomado es echarse a la calle. 

Han decidido convocar manifestaciones todos los jueves del mes de junio a las 20 horas, con el fin de llamar la atención de las Administraciones sobre los problemas que trae esta situación. 

El pasado 5 de junio fue la primera marcha, en la que 500 vecinos recorrieron la calle Embajadores con silbatos, tambores y pancartas  con los lemas de “Embajadores sin cundas”, “Embajadores sin droga y sin delincuencia”. 

Robos y suciedad de la zona

Los vecinos se quejan de los robos, de la suciedad, de la intranquilidad que este problema crea en el barrio. “Defecan y orinan en cualquier lugar, se meten en los portales a pernoctar, dejan jeringuillas y basura, roban y hurtan, sobre todo en los vehículos” se quejan algunos de los vecinos de la zona. Incluso denuncian que  varios de los comercios del barrio han cerrado o se han visto obligados a cambiar de zona. 

Mayor presencia policial

La creación de esta asociación ha conseguido aumentar la presencia policial en Embajadores, pero los toxicómanos siguen apareciendo en el barrio, y cada vez son más numerosos. El desmantelamiento de algunos de los puntos de venta de droga como “Pitis-La Quinta de El Pardo” o “Las Barranquillas”, ha provocado una especie de efecto llamada hacia la Plaza de Embajadores. La razón es sencilla, el nuevo gran hipermercado de la droga es el de la Cañada Real Galiana. Valdemingómez, separado sólo a 15 minutos en coche desde la misma plaza, un recorrido que ofrecen las cundas, tomando incluso los atajos para tardar menos y evitar así a la policía.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic