inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 23 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/01/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ya queda menos para que los escombros de la M-30 den paso al proyecto Madrid Río
Pilar Martínez, concejala de Urbanismo, se compromete a que se celebren los conciertos de San Isidro en los jardínes que habrá sobre los túneles.

Tras dos años y medio de obras, empieza a verse la luz al final del túnel, nunca mejor dicho. El barro, las hormigoneras y los cientos de operarios trabajando día y noche van a dejar paso, en apenas unos meses, a jardines, arboledas y paseos peatonales.

Bajo tierra y superficie
Los trabajos bajo tierra están a punto de finalizar. Si el pasado 15 de diciembre el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ya inauguró el primer tramo del soterramiento de la M-30, la segunda apertura se producirá el 15 de enero, y corresponderá a la conexión de la Avenida de Portugal con la Cuesta de San Vicente en ambos sentidos de la marcha. Pilar Martínez, concejala de Urbanismo, cree que será ése el momento de iniciar los trabajos en superficie, a fin de devolverle cuanto antes un aspecto “normalizado”.

Proyecto Madrid Río
El proyecto Madrid Río es la herramienta para conseguir ese ‘lavado de cara’, y aunque no empezará a trabajarse en él hasta el próximo mandato, el Ayuntamiento ha previsto una serie de “actuaciones efímeras” que permitirán llegar a mayo con la zona bastante aseada. Entre ellas se encuentra una gran superficie cubierta de macizos de flores -que existirá en parte del Manzanares para antes de las elecciones- y un replanteamiento de las aceras para dar más espacio y seguridad a los vecinos. En la Avenida de Portugal se plantarán cerezos y se instalará un pavimento de azulejo en blanco y negro, actuaciones que se enmarcan ya dentro de los trabajos definitivos del proyecto Madrid Río como tal. La concejala calcula que los espacios podrán ser utilizados por los vecinos para las próximas fiestas de San Isidro, cuando se celebre allí el concierto final de Oportunidades para el Mundo, un programa de solidaridad del Ayuntamiento. “Queremos desarrollar todo un programa de actividades culturales sobre los túneles de la M-30 a lo largo de tres años que incluya conciertos, teatro o zarzuela en espacios ganados al río”, ha explicado la edil. El proyecto incorporará otras medidas, como un “salón de pinos” -un kilómetro y medio del cual estará ya para finales de este mandato-, las pasarelas peatonales sobre el río, un uso recreativo del entorno y un parque con canales de agua.

Entretanto, el edil socialista para asuntos medioambientales, Pedro Santín, denuncia que los vertidos de las obras han creado una montaña de 500 toneladas de escombros en la confluencia de M-40 y M-30, cerca de la Plaza de Legazpi. El Ayuntamiento no para las obras pa-ra desescombrar y pide paciencia.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic