inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 22 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/04/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Tramo de la Vía Verde en el que se encuentra el colegio Alameda de Osuna, sin expropiar.
AFAO denuncia supuestas irregularidades en la expropiación de terrenos en la Alameda de Osuna
Mientras los vecinos de Joaquín Ibarra se han quedado sin sus aparcamientos, el colegio Alameda de Osuna no ha sufrido ningún tipo de expropiación.

El proyecto de la Vía Verde de la Gasolina seguirá dando de qué hablar durante mucho tiempo. Si hace unos meses por fin se llegó a un acuerdo para que comenzaran las obras, ahora una serie de supuestas irregularidades en la expropiación de terrenos de la Alameda de Osuna tiene a los vecinos de Joaquín Ibarra muy disgustados. El problema es que para la consecución de las obras de la Vía Verde ha sido necesaria la desaparición de los aparcamientos de los vecinos de Joaquín Ibarra, con la necesidad que hay de ellos en esta zona del distrito. Pero, por contra, no se ha llevado a cabo la debida expropiación del espacio del colegio Alameda de Osuna que, según los vecinos, “provoca un auténtico cuello de botella en el paseo”. 

¿Por qué al colegio no?
Jesús Moreno, presidente de la Asociación Familiar Alonso Ojeda (AFAO) explica estos hechos desde el origen, “cuando en 1991 AFAO presentó su primer diseño original, ya especificamos que el objetivo fundamental era diseñar un lugar de encuentro para los vecinos. Que, prioritariamente, estuviese dirigido a niños, ancianos, personas con li-mitaciones físicas y esto, lógicamente, se conseguiría con la limitación al máximo de la agresiva presencia de los automóviles en superficie. Es por ello, por lo que siempre hemos defendido los aparcamientos subterráneos, estratégicamente distribuidos y en cantidad adecuada”. Siguiendo con este razonamiento, Moreno señala que para la consecución de estos objetivos es necesaria la existencia de un terreno diáfano y sin obstáculos, por lo tanto la desaparición de los aparcamientos de Joaquín Ibarra “son un mal menor. Pero, por coherencia, y para evitar obstáculos, también debería expropiarse el espacio del colegio Alameda de Osuna”.  Según Moreno, “el argumento que esgrime el Ayuntamiento para expropiar a los vecinos y no expropiar el colegio es que en el Plan General del 97 no se contemplaba la expropiación del colegio”. El concejal del distrito, Tomás Serrano, argumentó que “el trazado se está haciendo de acuerdo con el Plan General de Ordenanza Urbana  de Madrid” y añadió que él es el primero que está defendiendo a los vecinos para que se les de la cantidad justa de dinero en compensación a esas plazas de garaje. Además señaló que hubo un año para hacer reclamaciones a este proyecto. Moreno contestó que esa respuesta es muy hipócrita ya que “tenemos ejemplos en el distrito en los que se han modificado planes de este tipo cuando han existido intereses urbanísticos”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic