inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/11/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Tramo de escalera de la pasarela de la N-II.
Farola en medio de la calle Castrobarto.
El Barrio del Aeropuerto: una zona olvidada con graves problemas de movilidad
La ausencia de un autobús que vaya hasta el Hospital Ramón y Cajal y la mala accesibilidad en el barrio, principales quejas de los vecinos.

Mala comunicación con los barrios limítrofes, falta de medios de transporte para llegar al Hospital Ramón y Cajal, pésima situación de las aceras de la almendra central del barrio, descampados,  etc... Estas son las condiciones en las que se encuentra el Barrio del Aeropuerto. Una zona que hace un año se prometió que sería completamente renovada pero que, según afirman los vecinos, “después de este tiempo no tenemos ninguna información de lo que se va a hacer”.

Ante la situación, el PSOE ha decidido realizar un informe sobre los problemas de movilidad que padecen los vecinos proponiendo una serie de soluciones. Para empezar, el plano que existe de esta zona en la página web del Ayuntamiento de Madrid muestra un centro médico y un colegio público que fueron eliminados hace más de 10 años por el Gobierno popular, “dejando a este barrio sin servicios esenciales”, critican los socialistas. 

90 minutos para llegar al hospital
Pero todavía hay problemas peores. En la actualidad, para desplazarse al Hospital Ramón y Cajal, es necesario usar dos líneas: el autobús 112 hasta Mar de Cristal y el 125 que va desde allí hasta el hospital. Esta combinación supone un tiempo de 90 minutos. Además, a esto se le une la carencia en el distrito de un centro de especialidades que ocasiona que los desplazamientos sean más continuos e incluso obligados al hospital, aunque sea para hacerse una simple radiografía o ecografía. El PSOE propone la creación de una línea que recorra todos los barrios del distrito y que termine en el hospital y mientras, que se unifiquen las líneas 112 y 125 evitando así el transbordo entre autobuses en Mar de Cristal. 

La conexión con los barrios limítrofes es otro de los problemas. La unión con San Blas se realiza a través de una pasarela peatonal sobre la N-II, “muy incómoda y poco accesible para las personas mayores”, ya que se compone de tres tramos de 14 peldaños muy inclinados. 

Pero quizá el tema más controvertido sea el lamentable estado de las aceras. La falta de pasos de peatones, la estrechez de las aceras o la colocación de elementos urbanísticos en medio de las calles, son algunas de las principales mejoras que se deberían llevar a cabo. En la esquina de la calle Barbadillo, por ejemplo, se puede observar cómo está hecho el rebaje de la acera, pero no así el paso de cebra. Además, el final de esta misma calle está ocupado por un solar con la valla protectora rota, que acumula basura. Además, encontrar farolas o buzones en medio de la acera en las calles Medina de Pomar, Castrobarto o Fuentenebro, es algo habitual.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic