inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 17 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/11/2007 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Cientos de colombianos abarrotan los pasillos del Aeropuerto de Barajas en busca de asilo en España
Hace dos años fueron los cubanos, el año pasado fueron los bolivianos y este año son los colombianos los que llegan de forma masiva a Barajas.

Al contrario de lo que podamos pensar la inmigración ilegal tiene en nuestro país una cara silenciosa. Todos tenemos muy presente  el desembarco masivo que se produce a diario en las costas de nuestro país procedente del continente africano en su mayoría pero, en el Aeropuerto de Barajas, sin flashes ni cámaras de por medio, aterrizan una gran cantidad de inmigrantes que inicialmente vienen como turistas pero terminan ampliando su estancia. Según los datos revelados por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) en 2006, el 55% de los inmigrantes ilegales que llegan a España lo hacen por el Aeropuerto de Barajas mientras que un 20% accede por el Prat, entre un 10% y un 15% por fronteras terrestres; y tan sólo un 5% en cayuco.

Bolivianos y colombianos
El año pasado el problema estuvo centrado en la entrada masiva de bolivianos. Fuentes policiales explicaron que en los últimos meses de 2006 se había incrementado la entrada de estos ciudadanos debido a que no necesitaban visado para llegar a España. “Desde el 1 de abril las medidas se han endurecido y se requiere un visado de turista que sólo le dan a la gente que puede confirmar de alguna forma su solvencia”, explica Javier Jora, un ciudadano boliviano que reside legalmente en Madrid ya que vino con una carta de invitación y con un trabajo desde su país. Pero Javier también reconoce que muchos de sus compañeros entraron como turistas “vinieron por tres meses y llevan aquí casi dos años. Ahora están intentando conseguir un viasado de residencia de trabajo”, explica.

Ahora el problema reside en la llegada masiva de ciudadanos de nacionalidad colombiana. Sólo en el mes de octubre unos 400 colombianos pasaron por Barajas con el fin de convertirse en refugiados políticos, según señaló el SUP. Con tanta cantidad de gente además de habilitar la sala 3 de la Terminal 1 se hizo necesario abrir la sala 4. Actualmente unas 150 personas siguen esperando que se les acepte o no su solicitud de asilo. “Lo que suelen hacer es coger vuelos de Bogotá a Tel Aviv o a Moscú haciendo escala en España. Escala que aprovechan para quedarse y pedir asilo argumentando que son víctimas del conflicto armado que existe en su país y que están perseguidos”, afirman fuentes del SUP.

Mientras, la Policía se queja de la saturación que están soportando por causa de estas llegadas masivas. Aseguran que en este último mes han atendido 40 peticiones en un día laboral.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic