inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 24 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/07/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Ropa interior junto a los cinco kilos de cocaína que se intentó introducir en Barajas.
Desarticulada una organización que introducía cocaína en Barajas para distribuirla en Europa
En la fase final del dispositivo, se detuvo en el aeropuerto a una persona con 5 kilos de cocaína repartidos en ocho paquetes que llevaba pegados a su cuerpo en ropa interior.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización que introducía cocaína vía aérea para distribuirla finalmente en distintos países de Europa. Hay ocho detenidos, entre los que se encuentran los cabecillas del grupo que intentaban introducir droga procedente de Colombia a través de correos humanos. La red planificaba introducir grandes partidas de cocaína ocultas en contenedores de mercancía legal por vía marítima y para financiarlo pretendían transportar previamente cantidades inferiores de estupefaciente mediante “mulas” en vuelos comerciales. En la fase final de la operación, los agentes interceptaron en el Aeropuerto de Barajas a una persona con 5 kilos de cocaína repartidos en ocho paquetes que llevaba pegados a su cuerpo en ropa interior habilitada para su transporte.

La investigación se inició en septiembre de 2012 a raíz de informaciones captadas por agentes especializados en la lucha contra el narcotráfico. Partiendo de esta información, se llevaron a cabo una serie de pesquisas que confirmaron la presencia en nuestro país de una organización internacional dedicada a introducir cocaína en Europa. En los inicios de la operación los agentes identificaron y localizaron a dos de los responsables de esta red, el encargado de coordinar las operaciones de introducción de la droga y el enlace con los proveedores de estupefaciente en Colombia. Además, se detectaron preparativos para introducir un cargamento de cocaína por vía marítima, en contenedores, oculto entre mercancía legal.

Pequeñas partidas de droga para financiarse

Los agentes que realizaron el seguimiento de los preparativos de esta importante partida de cocaína, averiguaron que el envío estaba sufriendo un retraso derivado de la falta de liquidez. Paralelamente se comprobó que los narcos estaban realizando otras gestiones con el objeto de obtener dinero para financiar esta operación. La alternativa buscada por los responsables de la red fue la introducción de cantidades menores de estupefaciente a través de correos humanos. Estas “mulas” transportarían la droga en vuelos comerciales desde Colombia.

Finalmente, como resultado del control sobre los responsables de la organización, los policías supieron que uno de estos correos humanos viajaría desde Bogotá en un determinado vuelo portando sustancia estupefaciente. Antes de la llegada del avión se estableció un dispositivo en el aeropuerto de Barajas para interceptar y detener a los portadores de la droga y a los encargados de su recepción. En el aparcamiento del aeródromo, cuando uno de los responsables de la organización contactó con dos pasajeros procedentes de Colombia, los agentes procedieron a su interceptación. Tras realizar un cacheo superficial se comprobó que uno de ellos llevaba ocho paquetes con droga adosados al cuerpo mediante una prenda interior diseñada para ese fin. De inmediato se llevó a cabo el arresto de los tres sujetos como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

A partir de esta actuación y en base a informaciones obtenidas durante la investigación, también se procedió a la detención del resto de miembros de la organización que habían sido identificados y localizados previamente. En total han sido arrestadas ocho personas y se han intervenido varios vehículos de gama alta, multitud de teléfonos móviles, dinero en efectivo, sustancias de corte y documentación relacionada con la investigación.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo XI de la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central y del Grupo III de la Sección de Investigación Patrimonial y Localización de Activos de la UDEV Central, ambos dependientes de la Comisaría General de Policía Judicial.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic