inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 20 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/03/2010 - Ngs Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Bandeja de una cafetería del aeropuerto
Ver además...
Desconvocada la huelga de las cafeterías de Barajas
Los hosteleros se manifiestan ante la sede de AENA
Huelga contra la segregación de la concesión de restauración del Aeropuerto Madrid Barajas
Huelga contra la división de la concesión de hostelería del aeropuerto de Barajas
Continúa el conflicto en las cafeterías de Barajas
Desde hoy todas las cafeterías del Aeropuerto estarán cerradas
Los hosteleros Barajas, en huelga mañana y el jueves

 

Los sindicatos CC.OO. y UGT, a requerimiento del comité de empresa de Restauración de Aeropuertos Españoles (Raesa), han convocado una huelga para mañana, 31 de marzo, y jueves, 1 de abril, en los puntos de hostelería del aeropuerto de Madrid-Barajas.
 
Según han informado los convocantes, los trabajadores ratificaron en asamblea ayer la movilización a la que están llamados 892 empleados repartidos en los 41 puntos de venta (entre todas las terminales, incluida la Satélite) además de 190 máquinas expendedoras de alimentos.
Los sindicatos, que piden que Raesa cumpla los acuerdos alcanzados, aseguran que llevan tres meses sin cobrar lo recogido en los mismos, explican que desde hoy, a medianoche, todas las cafeterías estarán cerradas hasta la medianoche del jueves, afectando a dos jornadas de la Operación Semana Santa.
 
Según el comité de empresa, Raesa no ha abonado las subidas salariales acordadas para 2010 pese a que ha tenido unas ganancias de más de 3 millones de euros en 2009, en medio de la crisis. Además, explicó que, según las propuestas del Comité en las negociaciones del nuevo Convenio, los salarios de los trabajadores subirían un 0,2 por ciento en 2010 y en el acumulado 2010/11/12 un 5,9 por ciento.
 
"Las partes habíamos llegado a un principio de acuerdo que garantizaba la estabilidad económica y social de la compañía en los próximos tres años, pero el viernes 26 de marzo el presidente ejecutivo del grupo Areas (parte de Raesa), José Gabriel Martín, desautoriza desde Barcelona a sus negociadores y les ordena romper las negociaciones", apuntaron.
 
Ayer se volvieron a reunir en el Instituto Laboral de Mediación de la Comunidad de Madrid, "persistiendo la incomprensible actitud de ruptura por parte del Grupo Areas, por lo que al no haber avenencia", los trabajadores han decidido continuar con la convocatoria.
 
Propuesta inasumible
Por su parte, según Raesa, la huelga se ha convocado en un momento en el que la empresa como su comité se encuentran inmersos en la negociación del nuevo acuerdo colectivo para el periodo 2010-2012 que garantice la viabilidad de la empresa, el empleo y  los derechos de sus trabajadores.
 
Este nuevo marco laboral vendrá a sustituir el acuerdo colectivo firmado en 2007 que fue denunciado por el Comité, expirando consecuentemente el 31 de Diciembre de 2009. Así, señalaron que   respetando "en todo momento la obligación de mantener la máxima competitividad de la compañía", desde el inicio de su trayectoria trabaja para generar "un empleo de calidad".
 
En este sentido, apuntaron que, entre otras cosas, esta manera de trabajar ha permitido que los actuales empleados de la compañía perciban salarios que duplican "ampliamente" la media del sector, y, por ejemplo, un camarero con antigüedad percibe 38.000 euros brutos anuales y uno sin cobrar antigüedad pero con más de seis años de permanencia percibe 32.000 euros brutos.
 
Además, la compañía explicó que el personal de limpieza con más de seis años de antigüedad percibe de salario tipo una cantidad de 30.550 euros brutos anuales. "Naturalmente todos los trabajadores de Raesa cuentan con un paquete de beneficios sociales que por su calidad y cantidad no existe en el sector", apuntó.
 
Hasta el momento, indicó que la propuesta presentada por el comité de empresa a Raesa pretende "mantener la deriva de un incremento de la masa salarial del 6,1 por ciento sobre el año anterior para este año 2010, un 7,7 por ciento el 2011 y un 5,5 por ciento en el 2012, lo que supondría un incremento acumulado de un 20,5 por ciento en los tres años".
 
A su juicio, esta cifra es "absolutamente inasumible" por Raesa y que quedan "muy alejadas" del 2,3 por ciento pactado en el sector de la restauración y de los acuerdos firmados con carácter general entre patronal y sindicatos que promueven un incremento del 1 por ciento para 2010 entre un 1 y un 2 por ciento para el 2011 y entre un 1,5 y un 2,5 por ciento para el 2012.
 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic