inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 24 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/05/2010 - Ngs Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Pasquale Claudio Locatelli
Detenido el “capo-narco” de la Camorra napolitana
Estaba fugado desde 1989 e iba a encontrarse con su hijo en Madrid

Pasquale Claudio Locatelli, italiano de 58 años y principal narcotraficante de la Camorra napolitana ha sido detenido por la Policía Nacional en el aeropuerto de Madrid. Llevaba fugado desde 1989, cuando aprovechó un traslado hospitalario para escaparse de la prisión francesa donde cumplía condena.

Según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid Locatelli estaba reclamado por Francia e Italia debido a su vinculación con el grupo mafioso, en el que su principal ocupación consistía en intermediar entre grupos colombianos productores de cocaína y organizaciones de narcotraficantes europeas. También ejercía de enlace con traficantes de hachís del norte de África.

Agentes italianos y españoles averiguaron que un hijo del fugitivo se iba a desplazar desde Italia a España y que la estancia en Madrid sería de apenas unas horas para encontrarse con Locatelli.
A través de las oficinas Supplementary Information Request at the National Entry (SIRENE) de los respectivos países, se solicitó una autorización para llevar a cabo una vigilancia transfronteriza que permitiese a dos miembros de la Guardia di Finanza napolitana trasladarse en el mismo vuelo.

Paralelamente, los agentes españoles establecieron un importante dispositivo para realizar un seguimiento de los posibles desplazamientos que realizara durante las horas que permaneciese en Madrid. De este modo, si existía contacto con su padre los policías podrían proceder a su detención.

La llegada del vuelo, prevista a las 11 horas, sufrió una demora de más de dos horas y limitó todavía más la estancia del viajero en Madrid, que tenía previsto su regreso a las 18 horas, aumentando así la posibilidad de que Locatelli se desplazase al aeropuerto madrileño para recibir a su hijo.

Efectivamente, el reclamado acudió hasta el aeródromo, siendo detectado por el dispositivo policial a las 13 horas cuando se dirigía a la zona de llegadas internacionales de la T-1, momento en el que los agentes procedieron a su detención. Cuando fue arrestado estaba en posesión de un pasaporte y un permiso de conducir falsos de Eslovenia y portaba cinco teléfonos móviles.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic