inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/11/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Estado en el que quedaron varios árboles de la calle Rioja.
El informe de AFAO pone en duda la tala del 12 de septiembre
Según la Escuela de Ingenieros de Montes sólo en un 7,7% de los tocones que han quedado se pueden ver síntomas que indiquen que los árboles estaban en mal estado.

Hace algo más de dos meses, el pasado 12 de septiembre, la empresa Ortiz emprendió en la Vía Verde de la Gasolina, una “sospechosa” tala de cerca de una treintena de árboles. Los vecinos, alarmados, intentaron impedirla y pidieron la licencia y la debida documentación, pero nadie se la facilitó. Después de pedir explicaciones a la Junta de Distrito, a Medio Ambiente y a Gerencia de Obras y Espacios Públicos, los vecinos, en concreto la Asociación Familiar Alonso de Ojeda (AFAO), solicitó un informe a la Escuela Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica. En este escrito se destaca que, “de los árboles talados sólo quedan los tocones y en muy pocos de estos (4 de 52, sólo un 7,7%) se pueden ver síntomas que indiquen que estaban en tan mal estado que quizás había que eliminarlos”. Además, “no existen en el lugar plagas ni enfermedades capaces de afectar a árboles de tan distintas edades y especies”. También se afirma en el informe que, “en general, los árboles que quedan, álamos, moreras, cipreses y olmos, no aparecen en peor estado que otros de Madrid, pero las obras los han perjudicado también, por el polvo, los accidentes y los movimientos del suelo. El mejor ejemplo es el de los cipreses, desmochados o talados sólo porque estorbaban cuando se estaban cortando otros árboles”. 

“Que nos digan la verdad”
Julián Moreno, presidente de la citada asociación, señala que hace una semana recibieron el informe de la Junta de Distrito, “en el que se echa la culpa a la constructora a la que se le va a imponer un expediente sancionador” y pide, “sólo queremos que nos digan la verdad, que nos expliquen cómo es posible que nuestro informe sea tan diferente al suyo, que cumplan la normativa para la replantación de los árboles y que pidan disculpas a los vecinos”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic