inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 23 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/06/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Roulotte en la que vivía el violador en serie detenido junto con sus otros dos hermanos.
Uno de los violadores en serie detenido en mayo vivía en una roulotte en Barajas
El violador, de nacionalidad rumana, está acusado de cometer tres agresiones sexuales, tres robos con intimidación y dos delitos de lesiones.

El pasado 22 de mayo la Policía Nacional detuvo a dos violadores en serie, uno de nacionalidad rumana acusado de tres agresiones sexuales, y otro de nacionalidad marroquí al que se atribuyen otras tres.  El rumano perpetró sus actos en los distritos de Hortaleza y Barajas y ha sido identificado finalmente como Valentín C., de 28 años, de complexión muy fuerte y entrenado como boxeador. La Jefatura Superior de Policía ha explicado que Valentín C. tiene antecedentes policiales por abuso sexual y amenazas cometidas en julio del año pasado, y su arresto tiene una especial relevancia dada la violencia con la que actuaba y su entrenamiento y fuerza física, “que dejaba paralizada a la víctima”. Según ha detallado la Jefatura, el pasado 15 de marzo una ciudadana española de 26 años denunció en el Servicio de Atención a la Familia la violación que había sufrido 4 días antes. La mujer volvía a su casa del trabajo a las 23.30 horas cuando, en plena vía pública, un individuo la golpeó, la violó y huyó a pie llevándose el carné de identidad de la mujer, su bolso, su teléfono móvil y su monedero. Además, también está acusado de tres robos con intimidación y dos delitos de lesiones. 

Era vigilante de obras
Fuentes no oficiales han confirmado a este periódico que, además de no poseer papeles, vivía en una roulotte y vigilaba las obras de la calle Babilonia, en el barrio de Corralejos, junto con sus dos hermanos. Los tres estaban “contratados ilegalmente por otra persona de etnia gitana que les pagaba la mitad de lo que él exigía a los constructores de las obras -1.200 euros- quedándose este intermediario, por lo tanto, con la mitad del dinero”. Además, estas fuentes aseguran que este es el dinero estipulado para vigilar obras y que no entren a robar otros gitanos “que este intermediario tiene para que roben en las obras que no pagan el impuesto revolucionario, un sistema que está consentido por los dueños de las obras”. La Policía Municipal del distrito ha hecho que se retire la roulotte de la parcela municipal donde está previsto que se construya la comisaría de Barajas. Según estas fuentes “estos tres vigilantes ilegales estaban siendo vigilados por la Policía Municipal y durante un tiempo no detectaron nada del violador que, como estaba vigilando las obras por la noche, controlaba todos los movimientos de las mujeres que circulaban por la zona a esas horas. Las seguía y les pegaba una paliza gracias a la gran fuerza que poseía al practicar boxeo, y posteriormente las violaba”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic