inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 24 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
10/07/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Asamblea Popular de Carabanchel se suma a la I Quincena de Comunicación Social
Charlas, talleres de bambuser y edición de vídeo y proyecciones son algunas de las actividades que se han preparado.

Toma Los Medios pondrá de manifiesto el nuevo panorama informativo que se abre paso ante el descrédito de los medios de comunicación tradicionales, su parálisis ante los desafíos que una buena parte de la sociedad les exige, y la grave situación que tanto profesionales de la información, como periodistas ciudadanos sufren ante la censura, el hostigamiento y la precarización a la que se enfrentan en su día a día, celebrando la I Quincena de la Comunicación Social entre los días 8 y 14 de julio de 2013.

¿Cómo defendernos? ¿Nos importa defender nuestro derecho a recibir información veraz? ¿Qué grado de libertad disfrutamos para difundir ideas? ¿Hasta dónde llega el desmantelamiento de los medios de comunicación? ¿Y su censura? ¿Cómo montar una redacción de guerrilla? ¿Cómo miran los corresponsales internacionales a España? ¿Cómo denunciar y visibilizar la represión de periodistas en un país como el nuestro? ¿Cuál es la salud de los nuevos medios de comunicación? ¿Les estamos apoyamos? ¿Puede defenderse un periodista ciudadano? ¿Por qué se crea una Plataforma por la Libertad de Información? Son muchas las preguntas y las reivindicaciones que proyectos como Toma la Tele, Ágora Sol Radio, Tele K, Latele.cat, Canal 33, Ión Radio, Autonumus, DRY, Diagonal, Plataforma para la Libertad de Prensa, Asamblea Popular de Carabanchel, unidos bajo el colectivo Toma Los Medios plantean a través de una docena de actividades que se celebrarán durante la I Quincena de Comunicación Social. Periodistas, fotógrafos, ciudadanos, corresponsales extranjeros, o activistas participarán en proyecciones, mesas de debate televisadas, radio guerrilla, performance, cursos y talleres de periodismo ciudadano, o campañas de concienciación que forman parte de la programación diseñada para mostrar el desgaste que sufre nuestro derecho a recibir información veraz y la ofensiva política, jurídica y policial que sufre la libertad de información. Los escenarios que darán cabida a la Quincena serán muy diversos: Desde MediaLab-Prado, Esla. Eko-Carabanchel, El Retiro, Museo Reina Sofía, el Ministerio de Interior o el Campo de la Cebada y serán replicados por los múltiples canales de difusión de los medios y colectivos que componen Toma Los Medios.

Y es que, los comunicadores sociales están dispuestos a dar batalla y no cesar en la lucha por la defensa de unos medios de comunicación sanos, creíbles y participativos, y abrirse camino gracias al uso de nuevas herramientas y redes sociales que permiten crear información y transmitirla sin filtros, sin intermediario y sin cesuras.. Así, durante la I Quincena de la Comunicación Social se tratará de poner patas arriba el nuevo contexto informativo y agitarle para fortalecer lazos y sobre todo concienciar a la sociedad de la necesidad de dar la espalda a los medios de comunicación tradicionales que han demostrado estar al servicio del poder y ser cómplices de las injusticias que hoy vivimos. Y no sólo eso.

En los últimos meses, hemos sufrido detenciones, multas, agresiones, censura, identificaciones arbitrarias, ruedas de prensa sin preguntas, presiones y hostigamiento muy diferentes que no pueden pasar desapercibidos y deben frenarse al igual que el desinterés de gran parte de la sociedad ante la necesidad de informarse. El gobierno ya sabe que los informadores ciudadanos y los comunicadores sociales son una fuerte herramienta de creación de contrapoder, son los ojos del pueblo a pie de calle, y ya se ha puesto manos a la obra para coartar la libertad de información a través de la policía, del código penal y restringiendo el acceso a periodistas a la labor de gobierno.

Pero son muchos y variados los nuevos proyectos comunicativos que han surgido en los últimos dos años que tratan de impedir el retroceso en comunicación. Estos medios de comunicación forman parte de una nueva realidad comunicativa que se consolida día a día, quizás a contracorriente, con el objetivo de dar salida a injusticias, a la información generada en asambleas, centros sociales, manifestaciones y protestas, y en definitiva, y a la información creada por y para los de abajo. Profesionales que no se rinden y ciudadanos que se niegan a callar lo que ocurren en sus barrios, plazas y las historias que les rodean. Un fenómeno que no es nuevo, pero que está experimentando un enorme empuje debido a la aparición de nuevas tecnologías que democratizan la labor informativa.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic