inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 21 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/07/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen del campo de fútbol de césped artificial donde entrena el Club Puerta Bonita.
El Canódromo mantiene en vela a los vecinos de los alrededores por exceso de ruido
Los vecinos propusieron en el Pleno del 16 de junio la insonorización del campo de fútbol y, mientras tanto, que se restrinjan las actividades deportivas.

El pasado 16 de abril el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, inauguró el Centro Deportivo Antiguo Canódromo de Carabanchel. Tras su remodelación estos 9.000 m2 albergan en la actualidad  un campo de fútbol más otro de fútbol 7, ambos de césped artificial, una sala de musculación, zona de fisioterapia, y vestuarios. Además, estas instalaciones se han convertido en la sede de las actividades deportivas del Club Puerta Bonita, “un histórico del distrito de Carabanchel”, -como calificó el alcalde-, al que el Ayuntamiento ha cedido la gestión administrativa y el uso de las nuevas instalaciones. 

Hasta ahí todo muy bien. Pero existe la otra cara de la moneda. Los vecinos de las calles colindantes, como la de Almendralejo, se dirigieron el pasado 12 de junio al Pleno del distrito donde, Gonzalo, uno de los miembros de la asociación de vecinos de la zona, denunció, “el exceso de ruidos que tenemos que soportar provenientes del campo de fútbol”.

“Es muy difícil vivir aquí”
“Hemos mandado cartas al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y a Ana Botella. Los técnicos del Ayuntamiento han comprobado que se superan los niveles de ruido y estamos sufriendo una gran contaminación acústica”, comenzó explicando Gonzalo. Los vecinos se quejan de estar sufriendo los ruidos de un campo de fútbol pegado a sus casas y sin insonorizar. “Se hace muy difícil vivir aquí. Estamos sufriendo cefaleas, estrés, e incluso, ataques de ansiedad. Esto es una cuestión de sanidad pública y está machacando a los vecinos”. 

Los residentes que viven en las calles colindantes aseguraron que sufren ruidos constantes entre semana desde las 17.00 horas hasta las 22.30-23.00 horas; y los sábados y domingos desde las 9.00 horas hasta las 22.00 horas. Los vecinos creen que la única solución es que se insonorice todo el campo de fútbol y mientras tanto que se restrinjan las actividades. “No queremos palabras, queremos soluciones ya”.

Por su parte, el Partido Popular destacó el derecho que tiene la juventud a hacer deporte y el gran beneficio que ha supuesto para la zona la remodelación y el nuevo uso de esta instalación, “que ha pasado de ser un lugar abandonado y lleno de conflictos a un sitio mucho mejor”. El concejal del distrito, Carlos Izquierdo, propuso mantener una reunión en los próximos días con el Club de Fútbol Puerta Bonita y la asociación de vecinos de la zona para, entre todos, solventar el problema lo antes posible.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic