inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
10/11/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El tema de momento se encuentra en stand by hasta que la empresa pida la licencia a la Junta.
Los dos hornos crematorios del Cementerio de Carabanchel, ¿cada vez más cerca?
La Junta Municipal del distrito asegura que no ha recibido noticias de la empresa y que ésta les debe solicitar la licencia para que se lleve a cabo la obra.

 

“Sabemos que la Declaración de Impacto Ambiental es positiva, ahora el Ayuntamiento tendrá que decidir”. Esta es la situación que explicó para EL DISTRITO uno de los miembros de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, Juan Fernández. “Sabemos que lo único que han cambiado un poco ha sido la ubicación de las chimeneas. Nosotros alegamos en su momento que la distancia de las chimeneas a las viviendas tenía que ser de 2.000 metros amparándonos en un reglamento que lleva vigente desde la época franquista”, continuó explicando Fernández. Quien también declaró que cree que ese reglamento ha sido anulado recientemente, “después de hacer nosotros las alegaciones, cosa que nos ha llamado mucho la atención”. 

Doce incineraciones diarias
El plan que tiene la Empresa Mixta de Servicios Funerarios es construir dos hornos crematorios en los que se realizarían seis incineraciones diarias en cada uno de ellos, “lo que daría al día un total de 12 incineraciones”, concluye Juan. 

Una de las cosas que más preocupa a los vecinos es la seguridad en el funcionamiento de estos hornos. “Según la normativa y la Declaración de Impacto Ambiental alguien se tiene que preocupar y encargar de la renovación de filtros, de comprobar el estado de los conductos para que no haya fugas, de controlar que no se emitan dioxinas,..., etc. Y como esa es una actividad que no es visible de cara al público, no sabemos si se cumplirá, cosa que nos inquieta mucho”. 

Otro temor de los vecinos es el emplazamiento final de los crematorios. “Las chimeneas en la nueva ubicación que se propone estarían a unos 300 metros de zonas industriales y comerciales, a unos 700 metros del Centro Comercial Islazul, a una distancia similar de las viviendas, a unos 300 metros de las cocheras de la EMT y a menos de un kilómetro de institutos y colegios”. 

La otra cara de la moneda
Fuentes oficiales de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid han confirmado la resolución positiva de la Declaración de Impacto Ambiental el pasado 11 de julio. “Es cierto que se aprobó, pero haciendo una serie de modificaciones entre las que se encuentra una nueva ubicación de estos crematorios más alejados de las viviendas”. La Junta Municipal de Carabanchel, por su parte, asegura que ellos no han recibido la petición de licencia de la empresa que quiere construir los crematorios. “Primero nos tienen que pedir la licencia y después somos nosotros los que tenemos que hacer un informe de impacto ambiental. De momento no sabemos nada del tema pero lo que tenemos claro es que si no se cumple la distancia reglamentaria entre los hornos y las viviendas no daremos la licencia”, concluyeron.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic