inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/11/2007 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Médicos y pacientes se unen en una concentración para exigir una atención sanitaria digna
“Este es un problema histórico que se ha agravado con la llegada de unas 25.000 personas procedentes del PAU”, aseguran varios vecinos del distrito.

“La atención sanitaria de los vecinos de Carabanchel Alto se ha deteriorado hasta un punto insoportable”. Esto es lo que asegura la asociación de vecinos de la zona. Colas de hasta dos horas para pedir cita, listas de espera de seis meses de media en la consulta del especialista que pueden llegar, en ocasiones, hasta el año, nueva gente procedente del PAU que colapsa más los servicios médicos, consultas fugaces, una semana de retraso para un simple análisis... Estos son algunos de los problemas que los vecinos de Carabanchel Alto afirman, tienen que soportar cada día.

Según asegura Jesús, miembro de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, “este es un problema histórico que se ha agravado con la llegada de unas 25.000 personas  del PAU”. “Se ha duplicado el número de pacientes y tan sólo se han incorporado un par de médicos nuevos mientras que las dotaciones sanitarias siguen siendo las mismas”, añade Juan Fernández, otro miembro de la citada asociación.

Los médicos ofrecen su apoyo
El pasado 30 de octubre algo más de 200 vecinos se concentraron en la calle Guayaba frente al Centro Salud del mismo nombre y el Centro de Especialidades Aguacate. Bajo lemas como “Somos pacientes, no somos penitentes” y “Ya, ya, ya queremos Sanidad” también se encontraban unos 15 sanitarios que mostraban de esta forma su apoyo a los vecinos. “Los médicos dicen que el tiempo medio que pueden dedicar a cada paciente es de tan sólo 2 ó 3 minutos y que cada uno de ellos tiene 2.000 cartillas de pacientes cuando el tope está en las 1.400. La solución que se está tomando es desviar a la gente a centros privados”. Según continúa explicando Juan durante la concentración, que duró aproximadamente una hora, “hicimos pública una carta dirigida al consejero de Sanidad, Juan José Güemes, para comunicarle la extrema situación”.

Pero otro hecho agrava más las circunstancias. En 2004, esta asociación mantuvo una reunión con responsables del SERMAS y del IMSALUD, en la que se comprometieron a crear un nuevo Centro de Salud en el PAU  y un segundo Centro de Especialidades en el distrito. “Además nos dijeron que si era necesario podían habilitar barracones en el PAU para ofrecer más servicios sanitarios”, afirma Jesús. Tres años después ninguno de los centros prometidos, que disponen ya suelo reservado, se ha construido. Los vecinos se preguntan cuánto tiempo más tendrán que aguantar esta situación ya de por sí insostenible.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic