inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 21 de agosto de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/09/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los vecinos creen que el carril bici será demasiado estrecho.
Pros y contras en las obras de renovación de Gral. Ricardos
Aunque los vecinos y comerciantes de la zona reconocen que la reforma está quedando bien, también señalan que están cansados de atascos, ruidos y suciedad.

Fomentar el reequilibrio territorial, mejorar la accesibilidad y calidad medioambiental del entorno y promover una mejor movilidad. Estas son las principales ventajas que se pretenden conseguir con la remodelación de la calle General Ricardos. Unas obras que llevan en marcha desde el pasado mes de febrero -acabarán en agosto de 2009- y donde el Ayuntamiento renovará unos 100.000 m2 de aceras y calzadas, de los cuales 7.500 se ganan para uso peatonal. Para comprobar el estado de éstas, el pasado 3 de septiembre, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, visitó la zona y aprovechó esta ocasión para subrayar que este proyecto contará con tres actuaciones. La primera de ellas evitará la apertura de zanjas para la instalación o reparación de los servicios de suministro con la construcción de una galería de servicios que agrupará las infraestructuras eléctricas, de abastecimiento de agua y telecomunicaciones. Además, se llevará a cabo la construcción de un carril bici de casi dos kilómetros y; por último, se acometerá la remodelación de la glorieta Valle del Oro para eliminar las isletas y concentrar el tráfico en un único vial de doble sentido. 

Atascos, suciedad y ruido
La otra cara de la moneda la presentan los vecinos y comerciantes que viven o trabajan en la zona. Aunque reconocen que la reforma está quedando bien, también se lamentan de los efectos que los trabajos están teniendo sobre su descanso y sus ingresos. Bajones de clientela, falta de visibilidad de las tiendas para los clientes, suciedad en los productos debido al polvo que se levanta con las obras, problemas para llevar a cabo la carga y descarga de mercancías. Además, el nuevo carril bici no está exento de polémica. Los vecinos aseguran que éste es muy estrecho y no está segregado de la acera, por lo que podría haber conflicto entre viandantes y ciclistas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic