inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 24 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/12/2011 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Han desaparecido lápidas, cruces, marcos de las vitrinas y hasta coronas de flores.
Han desaparecido lápidas, cruces, marcos de las vitrinas y hasta coronas de flores.
Robos en el cementerio: han desaparecido lápidas, cruces y hasta coronas de flores
No es la primera vez que se producen robos de este tipo en el camposanto; la crisis económica aumenta el número de estas acciones.

Las crisis económicas hacen despertar la picaresca de muchas personas, que ven en los objetos más cotidianos una nueva manera de hacer negocio. En esta búsqueda parece ser que ya no se respetan ni los lugares que hasta ahora se consideraban sagrados. 

Varias familias han denunciado que desde hace unas semanas se están robando lápidas y crucifijos de varias sepulturas ubicadas en el cementerio sur de Carabanchel. Todo es válido para estos ladrones, desde los crucifijos de cobre y bronce y las asas de los ataúdes, hasta las coronas de flores de los fallecidos más recientes. 

Según algunas investigaciones, las lápidas son robadas para después venderlas en el mercado negro como futuros columbarios. Por otro lado, los materiales de cobre o bronce, como los crucifijos o asas de los ataúdes, se venden después de forma ilegal en chatarrerías. Pero el caso más sorprendente, por su singularidad, es el de las coronas y ramos de flores; con ambos, los ladrones juegan con el tiempo en contra, y antes de que se estropeen, tienen que venderlos a las mafias que se dedican después a suministrar flores a los vendedores ambulantes.

No es la primera vez 

A pesar de que ha sido recientemente cuando la comisaría de Carabanchel ha recibido estas denuncias, los robos en los camposantos de Madrid no son algo nuevo. 

Sin ir más lejos, a mediados del mes de noviembre, 4 personas fueron detenidas in fraganti cuando salían del cementerio de Vicálvaro, llevando encima 14 crucifijos. 

En mayo de 2009, la Policía Municipal detenía a siete jóvenes rumanos, acusados de desvalijar tumbas y nichos. Se les imputaron robos de unos 200 objetos, y éste no era el primer suceso ocurrido en el camposanto en ese año. 

Por esta razón, los familiares de los fallecidos han pedido en varias ocasiones que se mejore la vigilancia en estos lugares. El pasado mes de julio, la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada (FTSP) de Madrid denunció también la reducción de la vigilancia en los cementerios de La Almudena y Carabanchel.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic