inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 23 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/06/2008 - Jesús D. Mez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Como alegrándose

Ha muerto Roberto García Calvo con solo sesenta y cinco años de edad. Magistrado de larga trayectoria profesional, era miembro del Tribunal Constitucional y preparaba un voto particular al dictamen del Tribunal Constitucional sobre la Ley de Violencia de Género. Los medios de comunicación apenas se han referido a su persona ni a su trayectoria profesional al recoger la noticia de su muerte: todos ellos inciden en que, con su fallecimiento, los vocales progresistas quedan en mayoría en el Tribunal Constitucional, algunos han dado la noticia con una cierta alegría, quiero decir, como alegrándose de la muerte. Ante tamaña desconsideración me pregunto ¿Es esa la manera de tratar la muerte de un magistrado? Tengo la sensación que la mala política lleva incluso a perder las formas.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic