inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/11/2007 - Emilio Sancho Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
¡Fuerza y honor, Juan Antonio Cebrián!

Querido Juan Antonio: La madrugada de aquel sábado nos "enfadaste" mucho a todos tus amigos radiofónicos, al faltar a nuestra cita habitual en las ondas con la "excusa" de que habías fallecido. ¿Pero cómo se le puede hacer eso a los amigos, sin contar con ellos? (pensamos todos al principio, con la lógica amargura ante tu inesperada marcha).

Pero después te perdonamos en seguida, al enterarnos de que tuviste que partir de inmediato para atender la llamada del Gran Empresario, que te había nombrado para el cargo de director perpetuo de la emisora Onda Eterna, que se sintoniza justo en el centro del "dial" de nuestro corazón, a todas las horas y con emisión para todo el Universo, tanto para el Más Acá como para el Más Allá. ¡Casi "ná"! ¡Cualquiera se negaba! ¿Verdad, amigo?

Sabemos que allá arriba vas a dejar chiquita la "felicidad de las lombrices" y que vas a seguir alimentando tu insaciable capacidad de asombro ante tantas nuevas cosas que vas a descubrir, pero no dejes de ayudarnos, Juan Antonio, a que nuestra ROSA DE LOS VIENTOS siga por siempre marcándonos los rumbos de la FUERZA y el HONOR (sin olvidar el no menos importante del HUMOR) a lo largo de toda nuestra travesía por el encrespado Mar de la Vida, hasta arribar al seguro Puerto de la Eternidad, donde estarás esperándonos a tu mujer, a tu hijo Alejandro, a tus familiares, amigos y a todos los miembros de tu "gran familia" de oyentes del programa de La Rosa de los Vientos de Onda Cero, cuya dirección y permanencia quedan bien cubiertas con las otras grandes "CES" del Programa: Jesús Callejo, Carlos Canales, Bruno Cardeñosa y Juan Ignacio Cuesta (¡gracias, Juan Ignacio, por esa maravillosa canción que le dedicaste a Juan Antonio, repleta de sensibilidad y cariño, y regada por tus lágrimas!).

¡Siempre estaremos "sontonizados" contigo, querido Juan Antonio! ¡Fuerza y honor eternos!

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic