inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/06/2008 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?

Leo con estupor y mirando de reojo el calendario (por si hubiera llegado ya el Día de los Inocentes) que la UE se descuelga con una propuesta de ampliación de la jornada semanal a ¡¡65!! horas, lo que se traduce en 13 horas de jornada diaria para los que trabajan de lunes a viernes, casi 11 para los que lo hacen de lunes a sábado y más de 9 para los que lo hagan a lo largo de los siete días (¿¡!?).

¿Esta es la mejor forma que se les ha ocurrido a las “mentes pensantes” europeas para conciliar la vida familiar y laboral y para acabar con el estrés en el trabajo? ¿Es que no hay ya bastante mal ambiente socio-laboral en el marco actual? 

Miren vds., uno en su modestia va a hacerles otra propuesta alternativa que me parece más lógica: reducir la jornada laboral en un 50%, respetando por supuesto los salarios. ¡Eso sí que ayudaría a un mejor disfrute familiar, a una reducción del estrés y, no menos importante, a paliar el grave problema del paro, pues para cada puesto habría que contar al menos con dos empleados!

¿Qué eso cuesta dinero? No mucho más de lo que habría que pagar para atender el alto costo de las nuevas jornadas que se pretenden y lo que le cuesta al Estado el tener que sufragar los gastos, cada vez más elevados, derivados del estrés laboral. Y si todavía falta dinero para ello, que se traiga, a nivel mundial, de un capítulo que debería ya estar extinguido: el dedicado a armamento. ¿Qué les parece la idea? ¿Utópica? Todo lo importante fue inicialmente una “utopía”. ¿Verdad...?
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic