inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/09/2016 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen de la discoteca.
Absueltos dos porteros de una discoteca de una paliza a unos clientes por dudas sobre su culpabilidad
El suceso ocurrió en la discoteca Coco el 6 de abril de 2013

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a dos porteros de la discoteca Coco de la calle de Alcalá de Madrid que estaban acusados de tentativa de homicidio y lesiones a dos clientes del local en la madrugada del 6 de abril de 2013, por lo que el fiscal pidió para cada uno de ellos seis años de prisión.

En una sentencia el tribunal declara probado que aquella noche ambos clientes que eran amigos accedieron a la discoteca y sobre las cuatro menos diez de la madrugada les indicaron que debían abandonar el establecimiento sin que conste el motivo.

La resolución añade que ya fuera del establecimiento y en circunstancias que no constan se produjo un altercado entre ambos amigos y otras personas no identificadas sin que se haya acreditado que los acusados se encontraran entre estas últimas.

Relata que uno de los amigos, D.B.F., recibió varios golpes en el rostro y el otro, A.S.M., al menos un empujón o una bofetada que provocó su caída facilitada por un importante estado de intoxicación y que se golpeara su cabeza en el suelo.

Facultativos del Samur asistieron en el lugar a D.B.F. pero no a A.S.M. porque se negó y el primero dijo que no había ocurrido nada, que su amigo estaba bien, que solo estaba bebido y que se hacía cargo de él junto con una hermana.

La hermana de A.S.M. le llevó a su casa donde se cayó desde un sofá golpeándose en un ojo.

Como su hermano se encontraba semiinconsciente solicitó sobre las once de la mañana de ese día asistencia médica y fue trasladado al hospital Ramón y Cajal de Madrid, donde se le apreció un traumatismo craneoencefálico grave con riesgo serio para su vida, por lo que tuvo que se intervenido quirúrgicamente y requirió tratamiento psiquiátrico.

Le han quedado como secuelas trastornos de la personalidad, del sueño y de la conducta, pérdida de dos dientes y cicatrices, mientras que su amigo resultó afectado con una herida en la ceja derecha y traumatismo facial. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic