inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 23 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/07/2008 - Maider Mayayo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El local de Triball tapiado y con la pancarta de Rompamos el silencio.
Apoyo absoluto de los vecinos de Malasaña a la iniciativa de Triball por la mejoría del barrio

“Especuladores” o creadores de un “barrio marca” son algunos de los calificativos que la plataforma Rompamos el silencio ha otorgado a la iniciativa Triball que se está encargando de rehabilitar varios burdeles y comercios del entorno de la Plaza de Soledad Torres Acosta, en las calles de Ballesta, Desengaño, Corredera Baja de San Pablo y Barco. En total ya han adquirido alrededor de 35 locales y varios inmuebles enteros con la intención de darle vida a esta zona del barrio que se encontraba bastante degradada y recuperar su impulso comercial. Iniciativa esta, que tiene el “absoluto apoyo” de los vecinos de Malasaña, como contaba a EL DISTRITO, Juan José Cigarrán, presidente del Foro Cívico Gran Vía. Este apoyo viene como respuesta al boicot que está llevando a cabo la anteriormente citada Rompamos el silencio, contra la Asociación de Comerciantes Triball. Ya el pasado 30 de junio se atrevieron, como forma de protesta, a tapiar el local que esta asociación tenía en el nº9 de la C/Puebla, en el Triángulo Ballesta, además de poner una pancarta para dar publicidad a la plataforma y señalar a los  “especuladores”. Consideran que el tipo de barrio que Triball quiere es para gente de “nivel adquisitivo alto”, ya que precisamente según ellos, esta empresa “ha negado espacios a ciudadanos chinos para la instalación de locutorios o tiendas de alimentación”. Comparan además el proyecto de Triball en Malasaña con lugares como el Tribeca en Nueva York, el Soho londinense o el barrio latino de París. 

Sin embargo, para Cigarrán, esta versión es “falsa” porque según él, algunas de las tiendas adquiridas por Triball “están regentadas por extranjeros”.  Además se pregunta si una acción como esta “no alberga un carácter delictivo”, y que “si lo próximo que van a hacer es pegar a alguien”. 
 
Por su parte, esta asociación de comerciantes también ha encontrado su oposición en las prostitutas que con anterioridad ejercían su  trabajo en la zona del Triángulo de Triball. Para reivindicar la convivencia pacífica entre los empresarios y ellas mismas, organizaron el pasado junio una pasarela de moda: Lumi-Fashion. Sin embargo, por mucha oposición que haya por un lado o por otro a esta iniciativa  comercial, desde las asociaciones de vecinos insisten en que, “el barrio ha ganado mucho en el último año gracias a la acción de Triball”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic