inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/07/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Un centenar de activistas antisistema ocupan un antiguo colegio de Malasaña
Primero entró en el inmueble el grupo ‘Rompamos el silencio’ para utilizarlo como centro de reunión en la ‘VI Semana de la Lucha Social’, Después de una semana de actividades lo cedieron a ‘Atravesando el Tsunami’.

El fenómeno okupa, muy presente en otras ciudades como Barcelona, ha estado de plena actualidad a lo largo del mes de julio en Madrid. El grupo ‘Rompamos el Silencio’, que aglutina a más de 50 organizaciones activistas de izquierdas, eligió un colegio abandonado en el número 8 de la calle Acuerdo, en el barrio de Malasaña, como punto de reunión durante la celebración de su ‘VI Semana de Lucha Social’.

De forma pacífica y ante la atenta mirada de cuatro furgonetas antidisturbios, cerca de 60 personas ocuparon este edificio de 1.778 metros, el pasado 2 de julio. La Policía se limitó a identificar a los presentes en la zona e incluso permitió la entrada de comida y bebida en el colegio abandonado desde hace más de siete años. Según los organizadores, la cifra de participantes superó en ocasiones las 150 personas en función de las actividades que se desarrollaban en el centro. Allí, por ejemplo, se llevaron a cabo reuniones y asambleas sobre feminismo, educación, cultura, desobediencia civil, antiglobalización o vivienda.

De la misma forma que entraron, salieron el pasado 9 de julio, cediendo la “gestión” del inmueble a otro grupo antisistema que se hace llamar ‘Atravesando el Tsunami’ y que pretende devolver a los vecinos del barrio este espacio para lo cual ya han iniciado reuniones con algunos colectivos sociales y culturales de la zona.

Los activistas justificaron la elección del número 8 de la calle Acuerdo porque es propiedad de una inmobiliaria administrada por Leopoldo Arnáiz Eguren, “arquitecto afín al PP que figura como imputado en la supuesta trama de Alcorcón” y que ha manifestado su intención de destinar el lugar a una residencia de ancianos.

‘Rompamos el silencio’ ha protagonizado varios actos de protesta que se han saldado con dos activistas detenidos en un enfrentamiento con agentes de la Unidad de Intervención Policial en el Paseo de la Castellana. Además de esta acción, destaca su protesta ante la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), la Caixa, el Jardín Botánico, el Museo Antropológico, la sede de Prosegur o el Teatro Häagen-Dazs, antiguo Calderón. Este mismo colectivo ocupó el año pasado el antiguo cine Bogart.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic