inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 23 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
28/03/2011 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El antiguo cuartel amplia su superficie cultural, poniendo a disposición de los ciudadanos un total de 58.777 m2.
El Conde Duque, emblema de la cultura madrileña
Instituciones como el Archivo de Villa, la Hemeroteca, el Museo de Arte Contemporáneo o el Auditorio han abordado la total rehabilitación, modernización y ampliación de sus instalaciones.

Cualquiera que se considere conocedor y amante de Madrid tendrá, sin duda, entre los primeros puestos de la lista de rincones emblemáticos de la ciudad el Conde Duque. Incrustado en pleno centro, en un barrio de calles estrechas, el antiguo cuartel sorprende por su imponente fachada, que anticipa un espacio de más de 58.000 m2 . Hoy el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, acompañado por la delegada de Las Artes, Alicia Moreno, y el concejal de Centro, José Enrique Núñez., ha realizado una visita a las obras que, en los próximo meses, tras su completa ejecución pondrá al servicio de madrileños y visitantes un espacio renovado, ampliado y con la clara vocación de custodiar la memoria de la ciudad y devolvérsela a los ciudadanos.

"Durante años se intentó, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha conseguido", dijo Ruiz-Gallardón para resumir "el desafío" que ha supuesto la rehabilitación del cuartel de los Guardias de Corps, desde que hace 42 años,  el 27 de febrero de 1969, pasara a ser de titularidad municipal. Nunca faltaron los proyectos pero no fue hasta  2005 cuando el Gobierno de Ruiz-Gallardón trazó la hoja de ruta plasmada en el Plan Director, cuando cristalizó la rehabilitación integral.  "En solo 6 años -explicó el alcalde- y tras gestionar una inversión de 69,5 millones de euros, se han rehabilitado más de 67.819 metros cuadrados, incluidos sus patios. Hemos superado las previsiones iniciales duplicando la superficie que estaba operativa en 2003. El resultado es que, desde el máximo respeto al patrimonio histórico heredado, Conde-Duque se presenta a la ciudad con una imagen renovada y dotado de una mayor funcionalidad".

Una nueva etapa se abre ahora, en la que bajo el lema ¡estamos ensayando!, "nos permitirá comprobar el adecuado funcionamiento de las instalaciones y el acierto de las actividades que está llamado a desempeñar dentro de la vida cultural de Madrid".

El nuevo Conde Duque 
Como centro metropolitano vinculado a la memoria, se ocupará de la difusión de la Historia de Madrid, el intercambio de conocimientos y la conservación de fondos históricos y artísticos municipales, y la producción y exhibición de manifestaciones artísticas relacionadas con la escena y la música. "No se va a limitar a ser un depósito de libros o de obras de arte sino que se configura -constató el alcalde-  como un gran espacio en el que tienen cabida desde la lectura o la investigación hasta el disfrute estético a través de la música, el arte o el teatro".

Contará con 58.777 m2 enteramente dedicados a infraestructuras culturales. Gracias al Plan Director, el complejo crece en extensión, al incorporar 10.265 nuevos m2 a los 48.512 m2 ya existentes. Se "dibuja" en torno a los tres grandes espacios en los que se divide el cuartel:

  • El Patio Central: gran plaza, que recibe al visitante y actuará como punto de encuentro, además de como espacio para la realización de actividades al aire libre. Contará con accesos al amplio vestíbulo del patio sur, la cafetería y la tienda-librería.
  • Zona norte: acogerá las instituciones dedicadas a conservar y divulgar las colecciones y fondos municipales: Archivo de Villa, Hemeroteca Municipal, Biblioteca Histórica, Biblioteca Pública Víctor Espinós, Biblioteca Digital y Museo de Arte Contemporáneo.
  • Zona sur: espacio para la producción y exhibición cultural, con nuevas salas de exposiciones, auditorio, teatro, salas de ensayo, salón de actos y el Espacio Memoria de Madrid.

Antiguas dotaciones
Las actuaciones llevadas a cabo han supuesto, no sólo la rehabilitación y reubicación de instituciones ya existentes, sino también la creación de nuevos espacios expositivos y escénicos, y de nuevos servicios culturales. 

Entre las primeras, instituciones como el Archivo de Villa o el Museo de Arte Contemporáneo han visto duplicadas sus superficies. El Archivo, además, se encuentra sumido en un moderno proceso de digitalización, mientras que el museo afronta un periodo de renovación, tras incorporar dos nuevas salas, que divulgarán colecciones hasta ahora poco difundidas, especialmente la fotográfica y las de grabado y dibujo; dos talleres didácticos y un almacén.

La Hemeroteca Municipal, por su parte, también ha visto aumentada su superficie, permitiendo un mayor y mejor acceso de los usuarios a sus cabeceras. Mientras la Biblioteca Histórica ha mejorado sus comunicaciones y accesos y contará con nuevas salas para el público y depósitos para sus fondos. Finalmente, el Auditorio ha sufrido una profunda modernización técnica y funcional.        

También incluye una nueva biblioteca de la Red Municipal, que reunirá, en una misma colección, los fondos de la antigua Biblioteca Central y los de la Biblioteca Musical. Gracias a sus 5.870 m2 será una de las bibliotecas de nueva creación. Especializada en música, dará servicio a los vecinos del distrito de Centro y se llamará como el creador de la Biblioteca Circulante Musical, Víctor Espinós.

Nuevos equipamientos
Entre las infraestructuras totalmente nuevas y los novedosos servicios, que enriquecerán su oferta cultural, incorpora, por ejemplo, un nuevo vestíbulo, espacio de recepción y bienvenida, del que carecía Conde Duque, y que contará con taquillas, aseos, guardarropa y zonas de descanso. También se han creado una cafetería y tienda-librería, dos espacios que sirven como punto de encuentro y también como lugar donde adquirir publicaciones de carácter histórico y cultural.

El nuevo Salón de Actos tendrá carácter polivalente, capacidad para 300 personas y acogerá conferencias, seminarios y actividades relacionadas con el resto de instituciones del complejo.

En el ámbito de la exhibición, contará con cuatro nuevas salas de exposiciones que, junto a la Sala de Bóvedas, suman casi 6.000 m2. También nace un Centro de Apoyo a los Museos, que se articula como centro especializado de trabajo y almacén, al servicio de las colecciones municipales.  

Las artes escénicas tendrán a su servicio un flamante teatro, con capacidad para 300 espectadores, un escenario de 12 por 17 metros y un peine de 5,99 metros de altura, y dos salas de ensayo, que suman 729 m2 y nacen como complemento indispensable al teatro, aunque también podrán mantener un funcionamiento independiente. Ambos espacios se pondrán al servicio de los creadores madrileños, con el objetivo de fomentar y apoyar el trabajo escénico que genera esta ciudad.

También cobra vida el Espacio Memoria de Madrid, una nueva dotación que "trasciende" al espacio virtual en la red, para incorporar una superficie de 1.129 m2, dedicados a la experimentación y la difusión de bienes culturales con otras instituciones y colectivos, a través de una zona que funcionará como laboratorio de recursos y de otra dedicada a espacio expositivo.

También contará con un centro coordinador de las políticas de digitalización, la novedosa Biblioteca Digital Memoria de Madrid. Apoyará el trabajo de las instituciones, realizando las tareas de digitalización y reproducción documental. Centralizará los trabajos de documentación y selección de contenidos del patrimonio municipal, que se publicará en el portal memoriademadrid.es.

Se recupera también el observatorio con que antaño contó el edificio. Con un lenguaje contemporáneo, será una nueva comunicación vertical, de vidrio y acero, que se perfila como espléndido mirador sobre la ciudad.

Conde Duque, Matadero, Cibeles
Sin duda, Conde Duque es sinónimo de la Historia de la ciudad de Madrid, de la que ha ido de la mano desde su construcción, por orden de Felipe V, entre 1717 y 1718. Desde su nacimiento, fueron muchas las personalidades y avatares que vivió este espacio. Entre otros: fue instalación militar; acogió la Academia de Matemáticas; se transformó en Cuartel de Caballería; ardió y resurgió de sus cenizas; estuvo a punto de ser demolido; fue "rescatado" y declarado Monumento Histórico Artístico; y empezó su camino como centro cultural.  Junto con Matadero Madrid y el Palacio de Cibeles constituye lo que Ruiz-Gallardón ha calificado de "tres vértices sobre los que edificar una nueva cultura cívica construida entre todos". Si en Conde Duque se atesora la memoria de la ciudad, Cibeles "desentrañará las nuevas realidades urbanas", y Matadero Madrid  "reflejará esa mirada fruto de la reflexión, siempre osada y cargada de imaginación, de los creadores en la que encontrar las claves para avanzar como ciudad y sociedad".

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic