inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 21 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
28/05/2010 - Guillermo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El detenido se enfrenta a cargos de estafa por valor de 1,3 millones de dólares. Foto: Qué! / Reuters
El FBI detiene a un estafador en plena Gran Vía
El detenido ha sido arrestado en un hotel céntrico de Madrid

 

Agentes de la Policía Nacional y oficiales de enlace del FBI han detenido en la Gran Vía madrileña a un estafador internacional buscado por EEUU, que organizó una estafa piramidal tipo "Ponzi" de 1,3 millones de dólares prometiendo elevados intereses para inversiones de capital que no devolvía.

El arrestado aprovechó la reputación de una famosa fundación para imitar su nombre y hacerse pasar por una organización caritativa afiliada con el Vaticano. Entre 2000 y 2007 el detenido simuló formar parte de una organización caritativa afiliada con el Vaticano, entre cuyos objetivos se encontraba la ayuda a niños con necesidades, principalmente en Sudamérica.

El método utilizado para obtener el lucro era una estafa piramidal clásica del tipo conocido como "Ponzi", en honor a su creador, Carlo Ponzi, un estafador de origen italiano. Consiste en recibir dinero de inversores particulares y pagar intereses muy altos por ello. Como en un principio la pirámide funciona, gracias a los nuevos ingresos la empresa puede pagar los intereses, pero cuando baja el ritmo de nuevos inscritos todo se derrumba.

El engaño se articulaba sobre supuestas inversiones en varios paraísos fiscales que "garantizaban" un beneficio de al menos el 100% de la cantidad inicial, que sería devuelta en un plazo de 35 días. La información se ofrecía a través de diversas vías: correo postal, electrónico o llamadas telefónicas.

La supuesta fundación obtuvo 1,3 millones de dólares, cantidad que nunca fue invertida, prestada o distribuida de cualquier otra manera. En cambio, el destino del dinero era su uso fraudulento para pagar los beneficios a otros inversores y también enriquecer al detenido y sus asociados. Mientras tanto, se efectuaron numerosas comunicaciones a los inversores, durante un período de al menos cinco años, para hacerles creer que sus beneficios estaban por llegar.

Los investigadores descubrieron que R.L., de nacionalidad boliviana y 70 años de edad, residía en Madrid, en concreto en un céntrico hotel de la capital. Ha sido detenido en una operación conjunta de los oficiales de enlace en Madrid del FBI e investigadores del Grupo de Localización de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial.
 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic