inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 18 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/10/2011 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Lissavetzky pide que no se “maquillen” los datos sobre la contaminación acústica
las 11,30 horas, en la Plaza de España esquina a Gran Vía, el ruido alcanza los 108 decibelios, casi el doble del límite recomendado por la OMS

El portavoz del grupo socialista, Jaime Lissavetzky, ha denunciado hoy que las cifras oficiales de ruido en Madrid están “maquilladas” debido a que la mayor parte de las estaciones de medición están ubicadas en zonas sin tráfico o protegidas por el arbolado.

Para demostrar que el ruido real que soportan los madrileños no se corresponde con las cifras oficiales que ofrece la concejalía de Medio Ambiente, Lissavetzky ha visitado, sonómetro en mano, la estación de medición de ruidos de Plaza de España, así como el entorno de la misma, para comprobar  sus niveles acústicos.

A las 11,30 horas, en la Plaza de España esquina a Gran Vía, el ruido alcanza los 108 decibelios, casi el doble del límite recomendado por la OMS. Posteriormente se desplaza 50 metros, y junto a la estación de medición del Ayuntamiento vuelve a medir, obteniendo como resultado un nivel de ruido de 68 decibelios, un 63% menos.

En lugar de tomar medidas que reduzcan los elevados índices, el Ayuntamiento ha optado por eliminar las estaciones más conflictivas. En concreto han dejado de funcionar las de Plaza de Recoletos, Plaza del doctor Marañón, Marqués de Salamanca, Luca de Tena, Isaac Peral, Paseo de Pontonos y se han sustituido por otras más silenciosas como Sanchinarro, Méndez Álvaro, Castellana, Ensanche de Vallecas y Tres Olivos. Es decir, se han elegido lugares menos populosos y, especialmente con menor concentración de tráfico rodado, principal responsable de la contaminación acústica. Gracias a este “juego de trileros”, como ha definido Lissavetzky  la práctica de sustituir estaciones que recogen conflictivas por otras donde los datos resultan más favorables a la gestión municipal, los datos de contaminación en 2010 la media de ruido bajó un 2,5. Si el pasado año se registró una media de 62,3 decibelios, en 2009 fueron 63,9.

Al elevado ruido de la capital española, la segunda en Europa detrás de Atenas, contribuye que la Policía Municipal no puede atenderlas denuncias por falta de medios. En el primer semestre de 2011 la Policía Municipal sólo tramitó una de cada cuatro denuncias por ruido realizadas por los ciudadanos. En este periodo, los vecinos  realizaron 10.428 denuncias, de las que sólo fueron tramitadas 2.438, un 23% del total.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic