inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/02/2010 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Madrid apuesta por los empresarios para salir de la crisis
La creación de empresas en Madrid va a ser más fácil siempre y cuando la Junta de Gobierno apruebe un paquete de ocho medidas para adaptar la administración municipal al nuevo sistema de concesión y gestión de las licencias urbanísticas de actividades.

Sin trabas. La creación de empresas en la Ciudad de Madrid va a tener despejado el camino. Si la Junta de Gobierno aprobaba esta mañana un paquete de ocho medidas para adaptar la administración municipal al nuevo sistema de concesión y gestión de las licencias urbanísticas de actividades, el teniente de alcalde y delegado de Hacienda, Juan Bravo, se ha comprometido en el Pleno a ahondar en ese camino para que emprender en Madrid cobre pleno sentido. "A iniciativa del Área de Economía, -informó- vamos a revisar los procedimientos necesarios para la creación y establecimiento de nuevas empresas en nuestra ciudad, con la finalidad de elaborar propuestas de supresión de trámites y simplificación y concentración de actuaciones, que permitan agilizar al máximo el proceso".

Esa decisión obedece al convencimiento de que Madrid solo consolidará su transición de capital administrativa a sede de actividades avanzadas y centro de negocios internacionales "si afronta una decidida renovación de sus esquemas y normas relativas a la creación de empresas y el inicio de las actividades de las mismas".

La experiencia adquirida durante la confección del nuevo modelo ha revelado que el mayor coste que tiene que asumir un empresario es el que se deriva de las dilaciones que tiene que sufrir. Por eso, a los ahorros de tiempo y dinero que va a generar el nuevo sistema de concesión de licencias, el Gobierno de Ruiz-Gallardón quiere sumar más beneficios.

"Nuestro propósito -explicó Bravo- es identificar las mejoras e impulsar los cambios necesarios que en el ejercicio de nuestras respectivas competencias podemos llevar a cabo las tres Administraciones. Creemos que ahora más que nunca debemos esforzarnos para adoptar soluciones verdaderamente útiles para quienes inician su andadura empresarial".

Esa capacidad emprendedora "es un beneficio para nuestra economía -añadió- que no puede verse lastrado por la administración. La mejor ayuda, el mayor impulso es no obstaculizar. Madrid debe acompañar a sus empresas, no complicarles la vida". En ese sentido recalcó que toda ciudad tiene que tener "una alianza expresa con sus empresas, debe fomentar el funcionamiento más eficiente posible de las actividades productivas que se desarrollan en su territorio de influencia. De ello dependen el empleo, la renta de los hogares y, en definitiva, el bienestar de la población".

 


El objetivo cobra urgencia si se tiene en cuenta el informe elaborado por el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional y Palgrave MacMillan sobre las regulaciones que favorecen la actividad empresarial y las que la dificultan. Los resultados revelan el retroceso operado por la economía española en el ranking de países con más facilidades para hacer negocios, donde ha pasado del puesto 51 en 2008 al 62 en 2009, once puntos más abajo. "El tiempo que lleva iniciar una actividad empresarial en España, en general, y en Madrid, en particular, es excesivo. Cada vez hay más ciudades que nos superan a la hora de reducir ese tiempo que lleva tramitar una licencia municipal", reconoció el delegado.

En España, según detalla el documento, la creación de una empresa supone un proceso de diez etapas y un tiempo medio de espera de 47 días, lo que la sitúa en el lugar 146 entre los 183 países analizados. Por el contrario, asciende al número 19 a la hora de echar el cierre. A la cabeza de las naciones que mayores facilidades ofrecen a los nuevos empresarios se sitúa Singapur, seguido de Nueva Zelanda, Hong Kong y Estados Unidos. "La reducción del tiempo y la carga administrativa necesarios para crear una empresa o iniciar una actividad económica debe disminuir si queremos que la Ciudad de Madrid vibre de emprendimiento, restablezca los niveles de empleo y mejoren las perspectivas económicas de los ciudadanos".

Esa reducción de plazos y costes, además de facilitar la creación de empleo, desencadenaría el efecto llamada para nuevas compañías. El que la Ciudad de Madrid adquiera una reputación "pro-business" es, para Bravo, "un valioso intangible que cotiza alto en los mercados globales, muy atentos a este tipo de habilidades de las ciudades.

 


Además el informe "Doing Business" lleva desde 2004 analizando las reformas afrontadas por los distintos países para mejorar las condiciones para hacer negocios. Entre junio de 2008 y mayo de 2009, alentadas por la urgencia de paliar la crisis económica, se alcanzó una cifra record: 287 reformas en todo el mundo, un 20% más que en el año anterior.

Son sobre todo las economías de Este europeo y de Asia Central, así como Oriente Medio y Norte de África las que registraron una mayor actividad reformadora. En general todas las medidas que se adoptaron perseguían facilitar la apertura y gestión de empresas, fortalecer los derechos de propiedad intelectual, mejorar la eficacia en la resolución de disputas comerciales y los procedimientos de suspensión de pagos.

Otros ya lo han hecho

Urgencia de soluciones

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic