inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 18 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/05/2009 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Según afirman los vecinos, las prostitutas ejercen su profesión las 24 horas del día.
A las puertas de los comercios pueden concentrarse hasta cuatro prostitutas.
Ver además...
Atrapan a las cinco carteristas más activas de Madrid
El 'clan de las Bosnias' volverá a viajar en Metro y a robar a los madrileños
El destierro de las 'Bosnias' ayuda a bajar un 40% los robos en el Metro
Arranca el juicio contra las carteristas del 'clan de las Bosnias'
Menos carteristas pero más prostitutas en la calle Montera
A pesar de que las cámaras de vigilancia llevan más de un año instaladas en esta vía, el número de prostitutas no se ha visto reducido, aunque sí se ha observado un notable descenso de los casos de robo.

Después de haber pasado más de un año desde que se instalaron cámaras en la calle Montera, tan sólo los carteristas y tironeros de la zona se han visto intimidados por ellas y han dejado de ‘ejercer sus servicios’. Balance que no es del todo desalentador y que los vecinos, turistas y comerciantes de la zona agradecen. “Ahora mismo se podría decir que esta calle se ha convertido en una de las más seguras del centro de la ciudad. Entre las cámaras y la Unidad Integral de la Policía del distrito de Centro, los ladrones apenas se ven por aquí”, explica Pedro, uno de los comerciantes de la zona.

Sin embargo, el número de prostitutas no ha descendido, algunos aseguran que incluso se ha visto incrementado. La mayoría procede de los países del Este aunque también hay africanas. Se suelen situar en la parte más alta de la calle Montera, prácticamente en la zona que da a la Gran Vía, y allí permanecen las 24 horas del día. “Sabemos que el fin de las cámaras no era ese pero pensábamos que, a lo mejor, algo influiría en ellas o en sus clientes. Nos equivocábamos”, cuenta Pedro. “Deberían regular esto de alguna forma porque esta es al final la imagen que se llevan los turistas del centro de la capital”, sigue explicando.

Los vecinos y comerciantes de la calle Montera ya no saben qué hacer. La prostitución sigue siendo un problema muy importante en esta vía y alrededores. César Torquemada, presidente de la asociación de vecinos y comerciantes de Montera, afirma que durante este año “las cámaras han cumplido su función extraordinariamente. Su intención no era acabar con la prostitución sino con los robos o tirones y eso se ha conseguido. Las prostitutas y los clientes saben perfectamente que las imágenes no se pueden mostrar en ningún lado así como así porque se estaría infringiendo la ley; por eso no les intimida que una cámara les esté grabando”, explica Torquemada. “Lo que habría que hacer es regular mediante una ley concreta todo esto porque la verdad es que no es nada agradable encontrártelas en las puertas de tus casas o de tus comercios, o cuando estás paseando con tus hijos”. Además, Torquemada asegura que no tienen horas determinadas para ‘trabajar’ sino que “están las 24 horas del día”. Algunos comerciantes afirman que tienen que estar continuamente pendientes para que no se coloquen a las puertas de sus comercios. “Yo personalmente no las dejo pero se que es difícil estar mediando con ellas todo el día”, asegura el presidente de la citada asociación. Según ha observado personalmente este periódico, en ocasiones, algunos comercios pueden llegar a tener hasta cuatro prostitutas en sus puertas de entrada.

Lavapiés también vigilado
Puede que la experiencia positiva en cuanto a disminución de robos en Montera haya ayudado a que, a partir de septiembre, 48 cámaras vigilen las calles del barrio de Lavapiés. De esta forma, el Ayuntamiento pretende proteger a los residentes y turistas de los rateros, el pequeño tráfico de drogas y los grupos violentos. Y todo en una zona donde hay una importante población inmigrante, elementos antisistema y algunos miembros cercanos, en determinados aspectos, a radicalismos religiosos, según han informado fuentes municipales. En concreto, las calles que se verán beneficiadas por esta medida serán: Embajadores, Ribera de Curtidores, Glorieta de Embajadores, Santa Ana y Tirso de Molina, por lo que también los visitantes de El Rastro quedarán protegidos por este sistema de seguridad.


 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic