inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/11/2012 - jesusangel Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Jaime Lissavetzky portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid
Según el PSOE el Ayuntamiento quiere el desalojo de 130 familias en el distrito Centro
Lissavetzky:“El único propósito del ayuntamiento es hacer caja, pero no es un banco”

El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky ha visitado esta mañana varios inmuebles propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda en el distrito Centro cuyos ocupantes serán desalojados en menos de un mes porque las viviendas, rehabilitadas con dinero público, serán vendidas a una empresa privada.

El portavoz, que se ha reunido con algunos de los vecinos afectados, ha denunciado que “están siendo asaltados en sus derechos ya que se les obliga a desalojar sus casas a pesar de contar con un contrato de alquiler social indefinido” y ha añadido que para el PP, “la recaudación está antes que las personas”.

“Estas personas -120 familias- están viviendo una situación parecida a las contadas por Dickens”, ha explicado el portavoz socialista antes de opinar que Ana Botella está jugando a que el Ayuntamiento sea un banco malo, “ pero no es un banco y las personas están primero que todo”, ha afirmado.

Lissavetzky también ha calificado de “escandaloso” expulsar de sus casas a personas que tienen toda su vida afectiva en un barrio con el único propósito de “hacer caja”. “Todo tiene un límite y nosotros decimos: hasta aquí hemos llegado”

130 viviendas del distrito Centro:Carrera de San Francisco 16, Embajadores 46, Madera 24 y 26, San Cayetano 8 y 10, propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda que serán con toda probabilidad vendidas por 21 millones de euros. “La casera, Ana Botella, dedicará el dinero a pagar la deuda porque para la alcaldesa están antes los bancos que las personas”, ha reiterado el portavoz.

Por su parte, los vecinos de la manzana de Cascorro ha asegurado que se sienten tratados “como mercancía” por el Ayuntamiento de Madrid. Hace veinte años fueron alojados en las viviendas que ahora se quieren vender. La posibilidad de un inminente desalojo les produce angustia por tener que abandonar sus viviendas e incertidumbre sobre su futuro “El Ayuntamiento está actuando con nosotros como asustaviejas, enviándonos mensajes de terror a través de trabajadores sociales, pero no hay ninguna notificación oficial”, han afirmado.

Finalmente, Lissavetzky, que ha estado acompañado en la visita por la responsable socialista en Centro, Marisa Ybarra, y el responsable de Urbanismo, Marcos Sanz, ha afirmado que se trata de una pura operación que “sólo pretende obtener un beneficio económico que permita a la Empresa Municipal reducir su inmensa deuda. “

Además ha recordado que el presupuesto para 2013 dedica el 24% de los ingresos a pagar la deuda “generada por el derroche y la mala administración”. Este afán recaudador, a su juicio, está detrás del desalojo de los vecinos de Centro. “Es un escándalo que un edificio municipal sea rehabilitado con dinero público para entregarlo a una empresa privada que ha impuesto condiciones como rebaja de precio si hay inquilinos”, ha concluido.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic