inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/05/2010 - Guillermo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El alcalde de la Ciudad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asistido al "indulto" del cartel de Tío Pepe, junto a la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente, Ana Botella.
Tío Pepe continuará presidiendo la Puerta del Sol
La famosa valla publicitaria no desaparecerá de esta emblemática plaza al ser considerada rótulo publicitario histórico

Tío Pepe es único y una vez más lo ha vuelto a demostrar. La histórica valla publicitaria situada en el número 1 de la Puerta del Sol, instalada en 1935, será conservada y permanecerá inamovible en lo alto de la céntrica plaza. Así lo ha decidido el Ayuntamiento de Madrid que hoy ha concedido a este anuncio luminoso la condición de rótulo publicitario histórico. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha presidido hoy junto a los representantes de las Bodegas González Byass el acto simbólico en el que se ha indultado el cartel. Gallardón ha asegurado que la Ciudad de Madrid no ha “indultado” a una marca comercial, sino “al Tío más famoso de España.” De esta forma, la valla de Tío Pepe será el único neón publicitario que permanecerá en la Puerta del Sol.

Al indagar un poco en la historia de este cartel es fácil comprobar el alcance que, desde su primera colocación en 1935 con motivo del centenario de las Bodegas González-Byass, ha tenido sobre la vida de Madrid. Durante sus primeros años de vida experimentó algunas modificaciones, ha recordado Gallardón, pero desde hace más de 60 años ha permanecido prácticamente invariable coronando el número 1 de la Puerta del Sol, un edificio histórico que, entre otros establecimientos, albergó el que fuera uno de los primeros hoteles de Madrid, el Hotel París.

En los años sesenta, una reforma del centro de la ciudad incluyó la retirada de todos los luminosos de coronación de la Puerta del Sol, pero el cartel sobrevivió por motivos económicos, pues González Byass alegó la imposibilidad de desmontarlo por su alto coste. Posteriormente, y gracias a una encuesta popular cuyo resultado fue que la mayoría de los madrileños querían mantener el anuncio, se salvó de la penúltima reforma de Sol, acometida a mediados de los ochenta. Así ha llegado hasta el siglo XXI un rótulo "que representa toda una cultura, entendida como una forma de vida, y la hace presente en el epicentro de esa ciudad cosmopolita, plural y diversa que es Madrid".
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic