inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 20 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/01/2008 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los alumnos del Sagrado Corazón reanudan el curso en otros colegios
El total de 1.200 escolares serán acomodados a partir del 14 de enero en tres centros educativos: el Colegio de las Religiosas del Sagrado Corazón, el Highlands del Soto de la Moraleja y el Colegio Público Miguel Hernández de Latina.

Un auténtico milagro de Navidad, sin ánimo de exagerar, ocurrió el pasado 25 de diciembre en el Colegio Sagrado Corazón de la calle Paraguay. De ningún otro modo puede calificarse el desplome de parte de la cubierta de uno de los edificios del centro durante las vacaciones y sólo cuatro días después de que la comunidad escolar celebrase la función de Navidad en el mismo salón de actos sepultado bajo los escombros tras el accidente. No es extraño, por tanto, que tras la sorpresa inicial por lo ocurrido, la inquietud, la preocupación y, por qué no decirlo, el miedo aflorasen en los padres de los alumnos ante el regreso de sus hijos a las aulas tras las fiestas. Más aún, cuando las primeras hipótesis sobre la causa del derrumbre apuntaron a las actuales obras de construcción de un polideportivo y un aparcamiento en el patio del colegio. Sin embargo, el informe oficial de la Gerencia de Urbanismo confirmó días después que el colapso se debió “al fallo del apoyo de dos de las grandes jácenas (vigas maestras) de hormigón prefabricado. Se ha podido observar que dichos apoyos estaban mal realizados”. Una ejecución defectuosa cuyo deterioro se acrecentó con el paso del tiempo y con el acondicionamiento de la cubierta como zona de recreo para los más pequeños ante la imposibilidad de utilizar el patio por las obras.

Y es aquí donde se dirigen las críticas de los padres afectados pues la Dirección del centro aseguró de manera reiterada que el cambio de uso de la cubierta era totalmente seguro. Incluso el propio arquitecto encargado de la ampliación de las instalaciones siniestradas, allá por los años 80,  ha confirmado que la azotea fue diseñada sólo como cubierta transitable, calificando de “osadía” que ahora se diga que la estructura estaba mal ejecutada. De cualquier forma, ante la declaración de “ruina inminente parcial de la zona”, el Ayuntamiento decretó la “orden de demolición” de dos tercios del edificio siniestrado pero varios días despúes un nuevo informe detectó patologías que comprometían la seguridad de la otra parte del edificio que quedaba en pie, por lo que se procedió también a su demolición. Además, el pasado 3 de enero, la Gerencia de Urbanismo determinó el cierre provisional para uso educativo del colegio hasta que se garantice la seguridad de las instalaciones, al detectar “pequeñas fisuras con una inclinación de 45 grados en los laterales de las vigas de la planta sótano y baja y en la fachada posterior del edificio principal”. Por todo ello, los alumnos de Infantil reanudarán sus clases el 14 de enero en nueve aulas prefabricadas habilitadas en el Colegio de las Religiosas del Sagrado Corazón, (C/ Santa Magdalena So-fía, 12). Los niños de Primaria se trasladarán al centro Highlands del Soto de la Moraleja, mientras que los alumnos de ESO y Bachiller serán reubicados en el Colegio Público Miguel Hernández del distrito Latina. Sólo los 70 alumnos de 2º de Bachillerato, iniciaron las clases el día 8 en dos aulas cedidas por la CONFER, aunque se unirán a sus compañeros en Latina el día 14.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic