inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 17 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/03/2015 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ana Botella durante la inauguración.
La biblioteca Francisco Ibáñez de Chamartín abre sus puertas
El creador de Mortadelo y Filemón, da nombre a las instalaciones del distrito

Francisco Ibáñez, creador de Mortadelo y Filemón, da nombre a la antigua biblioteca pública de Chamartín. La instalación ha sido ampliada y dotada de mejores y modernas instalaciones, en las que se han invertido 282.000 euros. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, agradeció al dibujante “uno de los autores y creadores de humor gráfico español más conocidos y traducidos, la deferencia de dar su nombre al centro” y manifestó que la intervención en las bibliotecas públicas es un objetivo estratégico en la política cultural municipal.

Francisco Ibáñez ha dibujado unas 50.000 páginas de dos de los personajes que han marcado a varias generaciones de españoles, Mortadelo y Filemón, a los que lleva 56 años dándoles vida en las páginas de los tebeos, historietas y cómics. “Son dos personajes que han fraguado parte de la formación como lectores de muchísimas personas”, explicó Ana Botella quien rememoró otros personajes de la factoría Ibañez que han proporcionado excelentes ratos de lectura y entretenimiento como Pepe Gotera y Otilio, el botones Sacarino, “Rompetechos” o la familia Trapisonda.
 
La alcaldesa felicitó a Francisco Ibáñez por los 79 años cumplidos el pasado 15 de marzo y le dio la enhorabuena por mantener un ritmo de trabajo de 20 páginas a la semana, sin descanso, día y noche, entre lápices, plumas, tinteros y desbordante imaginación.
 
La Biblioteca Francisco Ibáñez es el resultado de las obras de ampliación, acondicionamiento y mejora de las instalaciones de la antigua Biblioteca Pública Chamartín. Durante más de 30 años, esta biblioteca ha ofrecido sus servicios a los vecinos y visitantes de la zona en un espacio de 237 metros cuadrados.
 
Un espacio que se hizo insuficiente ante la creciente demanda de lectores y actividades. “Entonces nos planteamos mejorarlo, climatizarlo y ampliarlo, y así lo hemos hecho, dotándolo con 306 m2 más, lo que da un espacio total de 543 metros cuadrados útiles para la nueva Biblioteca”, explicó la alcaldesa.
 
Con una inversión de más de 282.000 euros, esta instalación dispone ahora de una amplia sala de lectura de 87 m2; sala infantil y bebeteca de 118 m2; un espacio de 43 m2 dedicados al servicio de navegación gratuita por Internet; 74 m2 destinados a Recepción, Prensa y colección audiovisual; y 109 m2 para el fondo bibliográfico compuesto por 38.472 obras.
 
“Uno de los objetivos que nos trazamos en este equipo de Gobierno fue aumentar el acceso a la lectura de todos los madrileños, con más superficie, más libros y más dotación”, destacó la alcaldesa. Y desde 2012 a 2014 hemos incrementado en más de 10.000 m2 la superficie construida en bibliotecas (de 38.577 a los 48.779 actuales, de ellos, 44.486 m2 útiles).
 
Lectores
 
En Madrid hay 731.085 personas con carné de bibliotecas, de las que más de 56.000 se incorporaron durante 2014. Un año en el que más de dos millones de personas visitaron las bibliotecas públicas municipales, en las que se llevaron a cabo más de 1,7 millones de préstamos de libros.
 
Botella destacó que la intervención en las bibliotecas públicas es un objetivo estratégico de la política cultural del Ayuntamiento. “Entendemos la lectura como una actividad intelectual imprescindible para el aprendizaje y para el desarrollo del espíritu crítico de las personas. Y así trabajamos, facilitando y fomentando la lectura como un valor esencial”.
 
El Ayuntamiento de Madrid ha construido tres nuevas bibliotecas públicas: la de Ana María Matute en Carabanchel, la de Eugenio Trías Casa de Fieras de El Retiro y la de Mario Vargas Llosa. Se ha modernizado y ampliado en su totalidad las instalaciones de otras como la de Conde Duque, abierta en 2012, la Biblioteca Pública Gabriel García Márquez en Orcasur, y la que llevará el nombre de Francisco Ibáñez.
 
“Tenemos unas bibliotecas modernas, con suficientes recursos técnicos y con capacidad de adaptación a los cambios tecnológicos y sociales que se presentan. Son centros de acceso a la información y a la cultura de los que nos sentimos muy orgullosos”, concluyó la alcaldesa.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic