inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 24 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/11/2016 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Antonio Pan de Soraluce.
Castellana Norte es uno de los grandes proyectos urbanísticos de vanguardia a nivel mundial
Colliers International ha analizado más de 200 proyectos inmobiliarios de las principales ciudades del mundo y, de ellos, ha seleccionado 14, comparando sus características con las de DCN

Colliers International, líder global en el sector de servicios profesionales especializados en el ámbito inmobiliario, ha realizado el estudio Urbanismo de Vanguardia en grandes ciudades del mundo, por encargo de Distrito Castellana Norte (DCN), en el que analiza los principales proyectos urbanísticos realizados en grandes ciudades de todo el mundo. En una primera fase se analizaron más de 200 proyectos, de los que han sido seleccionados 14 que, por sus características, alcance y repercusión, constituyen una referencia para DCN, según ha explicado este miércoles Antonio Pan de Soraluce, managing director de Colliers International España.  

El estudio ha evidenciado algunas grandes características comunes a estos proyectos: la tendencia a nivel mundial es recuperar áreas degradadas e infraestructuras obsoletas, para devolver estos espacios a la ciudad y a sus habitantes. En la mayoría de las actuaciones, se recuperan espacios ferroviarios, haciendo posible su integración en la ciudad. El cubrimiento de las vías, que en cada proyecto se adapta a la peculiaridad de la zona, permite la creación de nuevos espacios públicos, infraestructuras o zonas verdes. En el caso de DCN, sobre la cobertura de las vías de la Estación de Chamartín se desarrollará el segundo parque urbano más grande de Madrid.

Otra característica común a los proyectos es que las zonas industriales tienden a trasladarse fuera del centro, mientras que en los nuevos barrios se apuesta por los usos mixtos, en un equilibrio de viviendas, oficinas, comercios y zonas de ocio, para que  puedan disfrutarse en cualquier momento del día y la noche, un modelo conocido como 24/7. El proyecto de DCN, que destinará el 80% de los terrenos del ámbito a infraestructuras y dotaciones para los madrileños, se alinea con esta tendencia internacional, con una adecuada distribución de viviendas, oficinas, comercios y hoteles, pensada en función de las necesidades de Madrid. 

Cabe recordar que los expertos llevan tiempo avisando de que el stock de viviendas nuevas en la capital de España está próximo a agotarse: el punto de ruptura está previsto para 20181. Las 17.000 viviendas que se construirán en un plazo de 20 años están muy lejos de cubrir la demanda que se proyecta para ese periodo. La edificabilidad bruta de DCN, de 1,05, es la tercera más baja de todas las actuaciones examinadas.

El managing director de Colliers también ha subrayado que todos los proyectos analizados destacan por su situación estratégica, tanto por la cercanía a los centros de negocio de las ciudades, como a las infraestructuras de transporte. DCN destaca por estar apenas a 13 kilómetros del aeropuerto, frente a un promedio de 19 kilómetros de los proyectos analizados. Muy relevante es también la apuesta para el transporte público y la movilidad blanda, conciliando la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente con las necesidades de los ciudadanos. 

Potencial económico

Antonio Pan de Soraluce ha hecho hincapié en que las actuaciones urbanísticas estudiadas en el informe han contribuido de forma sustancial al crecimiento económico de las ciudades en las que se realizaron. Este tipo de proyectos dan a las ciudades visibilidad de cara  al exterior y tienen potencial para atraer inversión estable de alto valor añadido. Son un polo de atracción para empresas punteras, lo que favorece la creación de puestos de trabajo de calidad.

El proyecto de DCN, con una inversión de 6.000 millones de euros y la generación de más de 120.000 empleos directos, es una oportunidad única para dotar a Madrid de un parque de oficinas capaz de atraer grandes empresas internacionales, según ha explicado el directivo de Colliers, quien ha resaltado que la capital de España carece actualmente de oficinas adecuadas para estas compañías, que buscan edificios vanguardistas, sostenibles, con masa crítica y bien conectados con las infraestructuras de transporte. 

En la casi totalidad de los proyectos examinados por Colliers -con la única excepción de La Defense de París, un proyecto que se inicia en la década de los 60- la iniciativa privada es fundamental para el desarrollo de los mismos. La tendencia generalizada es que las administraciones colaboren con los promotores privados, que son quienes asumen los costes y los riesgos de las obras, mientras que el sector público ejerce su obligada tarea de control. DCN es un proyecto de iniciativa privada, tal y como establece el vigente Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), y se basa en un modelo de asociación público privada en el que las administraciones deciden y el promotor ejecuta, a coste cero para los madrileños.   

Comentarios: 2
Jose dijo el 12/11/2016 a las 13:58h.
Se les hace la boca agua.   Avisar al moderador
Ana dijo el 08/11/2016 a las 16:45h.
Cuanto me gustaría ver a estos lobbies ejerciendo esta presión por proyectos en el sur de Madrid. Mejor espero sentada...   Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic