inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 15 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/11/2007 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El distrito será sede de la nueva Ciudad de Servicios de la ONCE
Situada entre las calles Paseo de la Habana, y las calles Tahona y Alfonso VIII, se convertirá en una referencia nacional e internacional para desarrollar programas de educación, formación, rehabilitación y promoción de empleo orientados al colectivo de invidentes.

El norte de la capital acogerá muy pronto los servicios de carácter esencial para el colectivo de invidentes y deficientes visuales graves dispersos en la actualidad en otras zonas de la ciudad. Quedarán agrupados en la Ciudad de Servicios de la ONCE, un proyecto que será posible gracias al convenio urbanístico suscrito por el Área de Gobierno de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Madrid y la Organización Nacional de Ciegos.

El pasado 25 de octubre, la Junta de Gobierno aprobó inicialmente la Modificación Puntual del Plan Ge-neral de Ordenación Urbana que permitirá reordenar un gran ámbito de 33.955 metros cuadrados, propiedad de la ONCE, que forma una manzana irregular delimitada por el Paseo de la Habana, y las calles Tahona y Alfonso VIII. Esta zona alberga el histórico Palacete de la Quinta de San Enrique, así como diversas dependencias de la ONCE que forman un conjunto desordenado y falto de coherencia, con volúmenes desproporcionados y difícilmente accesible.

El proyecto supone la división del ámbito en dos grandes parcelas divididas por la calle Tahona. La mayor, de 23.555 metros cuadrados de superficie, es la más próxima al Paseo de la Habana y será la sede de la futura Ciudad de Servicios de la ONCE con equipamientos administrativos y de gestión, además de servicios educativos, deportivos y culturales. Esta parcela no experimentará modificación en cuanto a su calificación, destinándose a uso dotacional de servicios colectivos en su clase de equipamiento privado, compatible con servicios de la Administración.

La nueva sede de la ONCE será moderna, vanguardista y funcional y acogerá un museo activo, un museo tiflológico (medicina que estudia la ceguera), un auditorio, aulas formativas y multiusos. No faltarán tampoco las áreas de reuniones, las zonas de coordinación social, las sedes de la Federación de Deportes para ciegos, el Consejo General y la Dirección General de la ONCE, además de la Fundación ONCE para la Cooperación y la Integración de personas con discapacidad. Todo ello en torno al Palacete de la Quinta de San Enrique que recuperará cierto protagonismo.

La segunda de las parcelas del ámbito ocupará 10.400 metros cuadrados, en los que se delimita una zona neta residencial de 6.500 metros cuadrados y una edificabilidad de 13.000 metros cuadrados.

El proyecto de la ONCE se convertirá en una referencia nacional e internacional para desarrollar programas de educación, formación, rehabilitación y promoción de empleo orientado al colectivo de invidentes. Pero esta organización no será la única beneficiada, también los vecinos de la zona podrán disfrutar de más zonas verdes y de una mejora en la trama urbana. No en vano, como consecuencia de las cesiones de suelo derivadas de esta operación, se creará una nueva zona verde pública de 2.164 metros cuadrados, que enlazará los jardines del área residencial con las calles colindantes de María Gilhou y Alfonso VIII. Por otro lado, con la cesión de los 1.736 metros de nuevo viario, se prolongará la calle Tahona facilitando el acceso a la Casa Palacio, y con la participación del 10% del Ayuntamiento en el aprovechamiento urbanístico, se habilitará una parcela de 1.300 metros cuadrados calificada como residencial.

Por otro lado, la ONCE se compromete a ceder al Ayuntamiento dos edificios de su propiedad situados en el centro de la ciudad, posibilitando la creación de nuevas dotaciones públicas. El primero de los inmuebles, con una superficie construida de 1.452 metros cuadrados y un solar de 300, está situado en el número 28 de la Carrera de San Jerónimo. el segundo, de 997 m2 construidos y una parcela de 258 metros, se encuentra en el número 1 de la calle Quevedo.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic