inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 21 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/04/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Jesús Espelosín y Juan Barranco.
Ver además...
La macroestación de Chamartín estará lista en la primavera de 2007
La FRAVM presenta alegaciones a la Prolongación de la Castellana
La Operación Chamartín podría empezar tras el verano
La A.V. de Begoña pide que la Operación Chamartín traiga beneficios al barrio
Aprobado el plan que cambiará la Castellana
Arranca el proyecto Castellana Norte en Madrid
La prolongación de la Castellana prevé 122.000 puestos de trabajo
UPyD duda de la resurrección de la 'Operación Chamartín'
Aprueban inicialmente la nueva ordenación de la prolongación de La Castellana
Sacan a concurso la parcela de las Cuatro Torres de Madrid
Exponen a los vecinos los detalles del proyecto Castellana Norte Madrid
Dejan listo para la siguiente legislatura el proyecto Castellana Norte
A un paso de la regeneración del norte de Madrid
Ana Pastor defenderá Distrito Castellana Norte ante Carmena
Ana Pastor espera que cuanto antes se inicie Distrito Castellana Norte
Distrito Castellana Norte nace como un proyecto de vida y futuro
Vecinos y comerciantes respaldan el proyecto Distrito Castellana Norte Madrid
Proponen una mesa política y social y otra técnica para resolver la Operación Chamartín
Exponen soluciones para el tráfico del Nudo Norte con la Operación Chamartín
Someten a debate la prolongación de la Castellana en Madrid
Arranca la mesa técnica para la Prolongación de Castellana
El Ayuntamiento plantea a Fomento revisar la edificabilidad y coste de la Operación Chamartín
Presentan 'Operación Chamartín' que relata el "pelotazo urbanístico" en unos terrenos
Escrito por Jesús Espelosín, concejal del primer gobierno municipal de Tierno Galván.

El presidente del PSM y diputado en la Asamblea de Madrid Juan Barranco, ha presentado el libro “Operación Chamartín”, de Jesús Espelosín, concejal del primer gobierno municipal de Tierno Galván, y que narra el auge, la caída y el fracaso de lo que él llama “pelotazo urbanístico-inmobiliario en Madrid a costa de la expropiación de unos terrenos”.

Espelosín achaca a “la ingenuidad de unos políticos, la desvergüenza de otros y la colaboración necesaria de legisladores, jurídicos, funcionarios varios y medios de comunicación” el que unos terrenos, “expropiados en su día para construir unas instalaciones ferroviarias, públicas, se fueran a convertir en un negocio inmobiliario, privado”.

En la presentación Barranco ha destacado que en estos momentos el debate de la ciudad está fuera de las preocupaciones intelectuales y de las preocupaciones de la ciudadanía y ha expresado vivimos unos tiempos en los que nadie explica nada.

Barranco se ha referido al Madrid de excelencia que nos vendió Gallardón a bombo y platillo y de cuyos proyectos no se sabe nada como “la operación Campamento, el Eje Prado Recoletos, la Ciudad de la Justicia, el túnel por debajo de la calle Serrano, operación de rehabilitación de todas las orillas de Madrid Río, los cuarteles de Villaverde, el proyecto de la Gran Vía, el Centro de Convenciones, era el Madrid”.

Además en declaraciones a los medios el presidente del PSM, Juan Barranco ha denunciado los cientos de millones de euros que se han invertido en proyectos con arquitectos famosos en publicidad en propaganda y ha finalizado expresando su agradecimiento al autor del libro Espolosín por relatar lo ocurrido “en este desierto de debates es de agradecer que alguien se haya acordado de la “operación Chamartín”.

Por último Juan Barranco ha recordado que la Operación Chamartín, llamada también prolongación de la Castellana, se presentó como la operación urbanística más importante de toda Europa se decía que iba a mover un volumen de más de 500.000 mil millones de pesetas 85.000 mil puestos de trabajo como la operación de EuroVegas, ha ironizado Barranco “siempre se utiliza los mismos señuelos”, “veinte años después no hay nada es decir la montaña pario un ratón”, ha finalizado

Con ácido sentido del humor, el antiguo concejal narra cómo se convirtió personalmente en la bestia negra de las Administraciones del PP. El entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón llegó a afirmar en sede parlamentaria que el único problema existente para sacar adelanta la Operación Chamartín, se llamaba Jesús Espelosín. Sin embargo, Espelosín sólo representaba a una pequeña parte de los herederos de las familias expropiadas.

Con numerosos datos, citas y pruebas, el libro desmonta los argumentos de quienes buscaron, por encima de todo, el enriquecimiento rápido. El autor reflexiona sobre las razones que han llevado a la paralización del proyecto: “Parece tan difícil no haber conseguido sacar adelante la Operación Chamartín en veinte años que da que pensar en que DUCH ha encontrado el camino perfecto para no ejecutarla, de manera tal que, con cualquier cosa que hubieran hecho distinta, podrían haberla llevado adelante en unos momentos, los de la hinchazón de la burbuja inmobiliaria, en los que cualquiera era capaz de desarrollar una promoción de inmuebles”.

Espelosín se pregunta por qué la Constructora San José no ha sacado adelante la operación. Y señala dos posibilidades: o estaba en la misma idea de especular con el suelo hasta que alcanzara un valor suficiente o bien, como socio minoritario, ha tenido que ir siempre a remolque de lo que decidiera el BBVA, socio mayoritario de DUCH.

Sus conclusiones son que el suelo no urbano, es decir, el suelo que hay que urbanizar, no tiene, en este momento, ningún valor. Finalmente, Jesús Espelosín cree que no parece factible que la Operación Chamartín vaya a mantenerse, “ni siquiera en ese espacio de los grandes mitos”. Y se apoya en las auditorias de Oliver Wyman y Roland Berger encargadas por el gobierno español para valorar la situación del sistema financiero español.

En sus conclusiones se señala que el suelo no urbano, es decir, el suelo que hay que urbanizar, no tiene, en este momento, ningún valor ya que no hay demanda alguna para el mismo y, por consiguiente, si forma parte de los activos contables de una entidad bancaria, debe ser aprovisionado su valor de adquisición, su valor como garantía o el valor del préstamo que se haya hecho a un tercero para su adquisición.

El suelo del recinto ferroviario de Chamartín, concluye Espelosín, “no tiene el valor previsto ni existe, por tanto, ninguna posibilidad, ahora, de financiar ese proyecto con su configuración actual, y no sé si con alguna otra en muchos años. La realidad, pues, es la que es: a pesar de los intentos de tanta gente porque BBVA diera el tan deseado pelotazo y quizás porque la impericia de los responsables ha compensado las ganas de colaborar en el intento, la crisis lo ha evitado”

Sin embargo, el autor del libro deja entrever una cierta esperanza y afirma su confianza en que “se volverá a replantear el proyecto de integrar el recinto ferroviario de la estación de Chamartín en la ciudad de Madrid”, pero añade que ahora han de primar criterios de utilidad social y sostenibilidad.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic