inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 18 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/06/2014 - Alejandro Melgares Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,9 puntos0,9 puntos0,9 puntos0,9 puntos0,9 puntos   7 votos
Sor Carmen Briones a la entrada del centro.
Sor Carmen Briones a la entrada del centro.
Comedor del centro.
Servicio de lavado y planchado.
Taller de peluquería.
Taller de cocina.
Taller de pintura.
Acceso a Internet en el centro.
Abren una puerta a los necesitados en el centro 'Vicente de Paul'
Ubicado en el Paseo del General Martínez Campos, 13 hijas de la caridad ofrecen su labor asistencial a cerca de 90 familias y 385 personas

Lograr la reinserción social de personas inmigrantes y españolas ante la crisis. Este es el objetivo de las hermanas de la caridad de San Vicente de Paul que desempeñan su labor en el número 18 del Paseo General Martínez Campos. La misión que llevan a cabo, con el comedor social desde 1616, aparentemente puede ser asistencial, porque va dirigida a necesidades básicas como alimentación, "pero a nuestro modo de ver en un 70% de los casos es preventiva", afirma Sor Carmen Briones, quien dirige el programa integral que desarrollan.

Cerca de 90 familias reciben un menú completo diario a quienes se suman 385 personas que consumen este menú en el comedor, quienes además son atendidas por tres trabajadores sociales en el centro de día, donde disponen de varios talleres y servicio de acceso a Internet para la búsqueda de empleo. El perfil de quienes solicitan ayuda al centro son en su mayoría personas entre 35 y 50 años, familias de madres solteras con hijos a su cargo y ha habido un aumento considerable de mujer mayor de 45 años y del número de jóvenes.

"Momento crítico"

En total trabajan en el centro 13 hijas de la caridad, y en "plena ebullición de la crisis", como ella lo define, llegó Sor Carmen, quien explica que aún no existía el rostro de la crisis. En aquel momento, "las familias empezaban a tener problemas con hipotecas y desahucios, ahora es el momento crítico porque están muy cansadas y agotadas de no encontrar salidas", expresa con indignación la hermana. En este sentido, apunta a largas listas de espera de personas que requieren su ayuda, que en muchos casos no tienen ni para el abono transporte.

Además, las hermanas de la caridad trabajan en coordinación con el Ayuntamiento de Madrid, casos derivados del Samur Social, Centro de Atención a las Drogodependencias y ofrecen, dentro del Plan 'Convive', alojo a los más necesitados en un centro de acogida y pisos de inserción. En definitiva, labores como el de estas hermanas en el distrito son encomiables, porque ante la crisis que nos azota es "tiempo de ofrecer una puerta abierta, sembrar oportunidades que los más necesitados puedan cultivarlas y aprovecharlas en su entorno", concluye Carmen Briones.

Comentarios: 1
Isabel Prinz dijo el 02/06/2014 a las 21:18h.
Las Hijas de la Caridad son un ejemplo de entrega y amor al prójimo.La ayuda y asistencia que prestan a los más necesitados es encomiable. Son auténticos ángeles y siempre con una sonrisa.    Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic