inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 19 de agosto de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/09/2008 - Elisabet Martínez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
En imagen, la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles.
Adiós a los más de 11 años de labor social que desempeñaba la Asociación 4K en las instalaciones de una parroquia

Levaban más de una década  organizando actividades para   los niños del barrio en la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles -ubicada en la calle Bravo Murillo, 93- y, desde el día 1 de septiembre, la Asociación 4K ha visto interrumpida su actividad. El motivo: las altas esferas de la Iglesia le han dado con la puerta en las narices.  

El párroco don Samuel, explica  que ésta es una decisión tomada por el Arzobispado y cuya gestión ha sido tramitada por los abogados de ambas partes. Asimismo, es consciente de que, “las parroquias se deben dedicar exclusivamente a la evangelización ya que los asuntos de índole social recaen directamente sobre Caritas”, matiza el párroco, quien nos hace partícipes de “la preocupación que causa el trasiego de personas desconocidas en las instalaciones -la Asociación mantenía un horario de 9 a 22 horas-, el gasto en suministros, las condiciones de estrechez en las que se encontraban los niños de catequesis y, principalmente, lo deshonroso  de que una ONG de este tipo no emplee las subvenciones que le facilita la Comunidad para sustentarse por sí misma”.  

Por otra parte, los miembros de 4K se quedan con un ‘mal sabor de boca’, puesto que este cierre involuntario supone dejar sin atención a más de 80 familias (unos 160 niños, el 80% de ellos inmigrantes). Alegan que sus males comenzaron con la llegada de don Samuel en 2005, quién empezó por desalojar a los responsables del aula de cultura, a un club de ancianos y que sólo era cuestión de tiempo que les tocara el turno a ellos.  

Hoy no se sabe cuándo podrán retomar su tarea, ya que la amplia sala que hasta ahora les cedía la parroquia les ahorraba el encarecido alquiler y los gastos en suministros.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic