inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 17 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/10/2011 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La sede de Paz Ahora se encontraba en el 2º piso de este bloque, el 80 de la calle Princesa.
La crisis afecta a la solidaridad y se refleja en el primer desahucio a una ONG
La ONG Paz Ahora ha sido desalojada de su sede, en la calle Princesa, por el impago del alquiler durante diez meses.

 

La ONG Paz Ahora, dedicada a la ayuda al pueblo palestino, ha sido desalojada de su sede, situada en la calle Princesa 80. La razón, la falta de pago del alquiler desde el pasado mes de diciembre a la inmobiliaria propietaria del local, AUROVI S.L. 

Los recortes llevados a cabo a causa de la crisis económica han hecho que las subvenciones con las que contaba Paz Ahora hayan desaparecido, por lo que la ONG no cuenta con ingresos para estos pagos. Así, Paz Ahora se convierte en una nueva víctima de los recortes, siendo además la primera ONG desahuciada en España. 
 
Primer intento fallido

El pasado 13 de septiembre se produjo el primer intento de desalojo de la sede. Un intento fallido después de que se comunicara que en el portal había un grupo de personas que se oponían a esta medida. Y es que días antes, desde la ONG se habían pedido apoyos para frenar el desalojo, y así ganar tiempo para conseguir algún acuerdo sobre plazos para los pagos. 

Allí se juntaron numerosas personas, entre ellas miembros del movimiento 15-M, Julio Rodríguez Bueno, presidente de la ONG y Pilar Rodríguez, abogada de la organización, que declaraba que “la intención de Paz Ahora no es quedarse aquí gratis e indefinidamente, sino intentar negociar con el juzgado y la inmobiliaria para ofrecerles abonar las cuotas a partir de enero, cuando reciban las subvenciones que tienen pendientes de cobrar”. 

Sin embargo, el pasado 3 de octubre se culminó el desahucio. La intervención policial se produjo sin apenas resistencia, a pesar de que de nuevo había activistas intentando impedir el paso al portal. 

Los miembros de la ONG permanecieron en la sede durante el desalojo. Desde allí iban narrando, a través de su página web, los pasos del desahucio. Comenzaban con un “Nos desalojan”, para acabar con “están entrando: la Policía Nacional y Municipal. El cerrajero está utilizando el torno para romper el cerrojo. No sabemos cuándo podremos volver a comunicar”. 

Ahora, la ONG, nacida en 1993, espera encontrar pronto otro local donde poder seguir con sus proyectos en favor de Palestina.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic