inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/10/2014 - Alejandro Melgares Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Rafael González Ranchal cumple 100 años.
Rafael González Ranchal cumple 100 años.
Rafael González Ranchal cumple 100 años.
Un vecino de Chamberí cumple 100 años
Rafael González Ranchal que ha vivido toda su vida en la calle Vallehermoso sopló las velas junto a familia y amigos

Escucha el pasodoble de Manolete en recuerdo de su amigo el torero, de hecho a ambos les bautizaron en la misma iglesia, San Miguel, de Córdoba. Allí fue donde nació Rafael González Ranchal que celebra su 100 cumpleaños rodeado de su familia, dos hijos, cuatro nietos y dos bisnietos. El 20 de septiembre de 1914 comenzó todo y desde entonces ha pertenecido a esa generación que ha hecho posible lo que hoy somos. Algo que ratifican sus hijos antes de que sople las velas de su tarta.

Huérfano a los 10 meses, su madre se quedó con cinco hijos y sin apenas recursos económicos. A Rafael no le quedó más remedio que ponerse a trabajar a los siete años hasta llegar a ejercer de electricista. Es un valiente, lo demostraba con el famoso torero Manolete, con quien se escapaba en Córdoba por la noche para buscar toros, así lo refleja la cicatriz de una cornada que recibió con 19 años. ¿O los toros o el taller?, a partir de esa pregunta que le hizo Don Valeriano, un compañero ingeniero, dio un giro su vida. Tras esa cuestión arrancaría su relación con Chamberí.

De la calle Vallehermoso

Rafael llegó a Madrid a trabajar de electricista en la céntrica calle Hortaleza poco después de la Guerra Civil española. En la capital conoció a Paquita, una melillense con la que se casó a los ocho meses que falleció el año pasado a los 92 años, tras 69 años de matrimonio. La pareja vivió desde los años 40 en el número 94 de la calle Vallehermoso, esquina Cea Bermúdez. A pesar de que Rafael estuvo tentado de irse a vivir a Canarias, finalmente echó raíces en el distrito, al igual que sus descendientes.

La residencia de Ciempozuelos es el nuevo hogar de Rafael, permanece en silla de ruedas, ha perdido la vista pero la cabeza la tiene en su sitio, que es lo más importante. Sus hijos no le pierden de vista ya que le visitan periódicamente y ahora se unen en torno a él para esta fecha tan singular, quienes alzan las copas y brindan “por los 100 años de un hombre bueno, en el buen sentido de la palabra bueno”.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic