inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 23 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/09/2012 - jesusangel Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Los vecinos de Chamberí hartos del botellón en sus calles
La Asociación vecinal el Organillo denuncia el botellón en el distrito de Chamberí

El distrito de Chamberí esta harto de que no se cumpla la ley en sus. Ubicado entre el centro de la ciudad y las residencias universitarias hace que sea lugar ideal para las noches de fiesta. Y una pesadilla para los vecinos que las soportan.

El problema del botellón, que existe con diferentes intensidades en muchas calles del Distrito, es especialmente grave en las calles General Dávila, General Rodrigo y aledaños. Y para varias clínicas que se quejan de las molestias para los enfermos.

Las continuan denuncias que se han interpuesto en la Junta Municipal del distrito han caído en saco roto ya que el problema va en aumento sin conseguir que se tomen medidas.

Durante lo que va de este año han mantenido entrevistas con el Concejal del Distrito, Policía Municipal y Nacional, Delegación del Gobierno. Se han enviado escritos a todas las instancias: Gobierno de España, Autonómico, Municipal, Defensor del Pueblo, Partidos, etc. Se han recogido más de 600 firmas entre los vecinos de la zona que se han entregado en todas las instituciones.

Para los vecinos esta situación es un infireno y así lo relata la Asociación El Organillo: Sobre todo los jueves, viernes, sábados las calles se llenan de jóvenes que se encaminan a las discotecas de la zona. Van provistos de alcohol para amenizar la espera para entrar en las discotecas. Y como las copas en las discotecas son caras cada vez más jóvenes la fiesta la organizan fuera.

El ruido es insoportable: música en la calle, cientos de personas bebiendo y gritando, ocupación de accesos a garajes y portales, insultos a los vecinos que les piden silencio o paso a sus garajes, suciedad, alguna quema de arboles y contenedores, y un sinfín de problemas.

Centenares de personas en la calle, discotecas mal insonorizadas, ausencia de intervención de policía hacen que la situación sea insostenible.

Los vecinos están hartos de que la Policía Municipal no haga cumplir la ley y que se cumplan las normas antibotellón que prohíben beber en la calle y piden a las autoridades que cumplan con su deber y que solucionen este problema de una vez por todas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic