inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 21 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/11/2008 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Bajo este suelo se construirán las plazas de la discordia.
El aparcamiento bajo el colegio Sto. Domingo Savio enfrenta a los partidos políticos
Mientras el PSOE reclama ciertas plazas para los vecinos, el PP argumenta que ante un terreno privado, como es este, no se puede hacer nada.


No cabe duda de que uno de los grandes problemas del distrito es la dificultad para encontrar aparcamiento. El espacio urbano para estacionar los coches al aire libre es muy reducido, y las plazas naturales ya no son suficientes en comparación con el número de vecinos del barrio, que va en aumento. Ciudad Lineal cuenta en la actualidad con una red de 21 aparcamientos municipales para residentes, pero las necesidades siguen creciendo, sobre todo en determinados rincones del distrito.

Un colegio vende su espacio
Hace aproximadamente dos años, el colegio Santo Domingo Savio, sito en el número 71 de la calle José Arcones Gil, decidió poner en venta un espacio con el que contaba, y al que no daban uso. Se trata del suelo subterráneo al campo de fútbol del centro, que una empresa particular compró para construir un aparcamiento de 795 plazas. Por su parte, el colegio salesiano, aunque asegura que es falso que se vayan a quedar con cierto número de estacionamientos, los informes técnicos del Ayuntamiento dicen que el centro tiene la necesidad de 235 plazas. El resto quedarían libres; y es en este punto donde comienza la polémica.

Las plazas de la discordia
Mientras el colegio se lava las manos asegurando que ya no tienen nada que ver con el asunto, pues “ahora todo depende de la empresa compradora”, el Ejecutivo municipal y la oposición ‘se tiran los trastos a la cabeza’. El Grupo Munici-pal Socialista, a través de su concejal Daniel Viondi, reclama esas plazas sobrantes para los vecinos. “Dada la apabullante necesidad de aparcamiento para residentes en la zona, sería bueno conseguir un acuerdo para que esas 500 plazas no necesarias pudieran ser destinadas a residentes”. Además, consideran más importante satisfacer una necesidad vecinal general, que otorgar la posibilidad de negocio al centro religioso. Y es que, se piensa, sin tener la certeza, que posiblemente el colegio podría llegar a vender esas 500 plazas que no necesitan.

Por su parte, Manuel Troitiño, concejal del distrito, explicó en el Pleno de octubre en la Casa de la Villa, que, “un particular (el colegio) ha solicitado hacer un aparcamiento bajo un terreno suyo, entonces el número de plazas también es decisión suya, y es él quien debe conocer los costes de la construcción, las necesidades de la demanda y el beneficio que podría obtener con ello”. De esta manera, la responsabilidad social que podría tener esta situación, pasaría directamente a la Dirección del centro, que a su vez asegura “no tener nada que ver ya con el tema”.

El concejal popular explicó también que, en el Plan General de Orde-nación Urbana (PGOUM) de 1985, ya se recogía la posibilidad de construir este aparcamiento con el mismo número de plazas. Y que la tramitación del expediente ha cumplido con los requisitos necesarios.

La postura socialista sigue siendo la de fomentar un convenio entre el colegio, el Ayuntamiento y la empresa constructora, para hacer de esas plazas algo más favorable para el distrito. 

Sin embargo, los populares aseguran que no se puede pedir al Ayuntamiento que ejerza un control sobre la actividad de un particular, porque al fin y al cabo es su terreno, y hacerlo supondría quebrantar la libertad de empresa y el libre mercado.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic