inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 19 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/07/2012 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Condenado a 20 años de cárcel por violar a una nonagenaria
La anciana fue agredida y violada en su vivienda de Ciudad Lineal.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 20 años de prisión a un hombre por una violación cometida el 6 de mayo de 2005 contra una anciana de 89 años en su vivienda situada en el distrito madrileño de Ciudad Lineal.

En una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, los magistrados imponen a Juan Carlos G.R., de nacionalidad colombiana, la máxima pena por un delito de violación, un delito de robo con violencia y una falta de lesiones.

La defensa recurrida en casación al estimar que hay infracción de Ley por error en la cadena de custodia de una toalla en la que se halló el perfil genético de la víctima.

En la resolución, los magistrados reconocen que ningún agente custodió la toalla, pero recalca que los hijos de la víctima estuvieran en todo momento en la casa. Asimismo, señala que los peritos confirmaron que el ADN del acusado coincidía con el perdil extraído de la toalla.

En su declaración, el acusado sostuvo que un enemigo puso su AND en una toalla que el hijo de la víctima encontró en la cama de su madre y que entregó en dependencias policiales como prueba de la supuesta violación.

Así, manifestó que estuvo en prisión desde 1998 hasta 2002 por tráfico de droga y que en la época de los hechos se encontraba en Málaga. Además, apuntó que tenía muchos enemigos, ya que daba información acerca de gente que debía dinero a colombianos por temas de drogas.

Hechos probados

Según la sentencia, el procesado se dirigió el 6 de mayo de 2005 al domicilio de la víctima. Nada más abrir la puerta, el procesado empujó a la mujer contra la pared y le ató las manos a la espalda con unas bridas, además de amordazarla con cinta aislante.

A continuación la arrastró hasta la cama, donde le quitó la ropa interior y la violó. Juan Carlos G. R., que dejó a Rosa Celestina sobre la cama, maniatada y amordazada, aprovechó esta circunstancia para coger la cartera de la mujer con su documentación, las llaves del piso, diversas joyas y dos relojes, uno de ellos de oro.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic