inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 18 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/04/2016 - Borja de Jorge Cañaveras Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Este es el aspecto que presenta el parque de Raquel Meller con Virgen de la Alegría.
Convivir entre heces humanas, la dramática situación de dos parques convertidos en resguardo de los sin techo
El problema empezó hace dos años, pero en los últimos meses se ha intensificado y los vecinos de San Pascua y de la Concepción temen posibles infecciones

Heces humanas, basuras y espacios públicos convertidos en poblados. Ese es el panorama de insalubridad que, a diario, sufren cientos de vecinos de los barrios de San Pascual y de la Concepción, en el distrito de Ciudad Lineal. El foco de las denuncias se centra en dos parques, ambos situados entre la calle Virgen de la Alegría y Virgen del Puig, donde, desde hace dos largos años, hay asentada una colonia de sin techo de procedencia gitano-rumana.

“Esto ya no es un problema de imagen del barrio, es un problema de higiene”, explica una vecina que durante los últimos meses ha visto impotente como la situación empeoraba. Y es que ambos parques se han convertido en la residencia fija de un grupo de cerca de 25 personas que no dudan en sembrar estos espacios de suciedad y orines. Los malos olores y la acumulación de cartones, colchones y envases proliferan donde los niños jugaban antes, en lo que ya es un estercolero.

Y no sólo pernoctan allí, también cocinan encendiendo fuegos improvisados en medio del parque. Los sin techo han arrancado literalmente algunos elementos del mobiliario, como los bancos, que han ardido pasto de las llamas para mantener el fuego que les proporciona calor.

Los vecinos, algunos de los cuales han remitido sus quejas a la Policía Municipal, afirman que los servicios de limpieza no se atreven a limpiar, por lo que la zona es un hervidero de enfermedades. “Ya no puedo llevar a mis hijos al parque, ni sentarme a leer en un banco. Vivimos entre heces y orines”, sostiene una vecina indignada con la situación. En los dos parques se reúnen grupos de adolescentes y niños que han visto cómo ahora sus juegos se basan en esquivar inmundicias.

El origen de este asentamiento, señalan los vecinos, está en la expulsión de los sin techo gitano-rumanos del centro de la ciudad y la proximidad al puente de Ventas, donde suelen mendigar.

Desde el Ayuntamiento de Madrid sostienen que “no hay una problemática” con dichos grupos y descartan la intervención de los agentes municipales.  Eso sí, confirman que los servicios de limpieza realizan actuaciones en la zona cada 7 u 8 días acompañados de la Policía Municipal “por prevención”. Y es que la situación, sostienen los vecinos, “está tensándose demasiado”.

El Samur Social tiene equipos de calle que tienen radiografiados a estos sin techo. Sus visitas, mínimo dos veces al mes, les permiten conocer la situación de primera mano. “Se les da la posibilidad de trasladarse a un albergue”, explican, aunque a tener de los acontecimientos la opción la tienen más que descartada.

Los vecinos, de momento, seguirán esperando a que se resuelva una situación que dura ya dos años y que ha convertido dos parques en un foco de infecciones y que les ha privado del placer de no ir sorteando inmundicias a su paso.

 

 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic