inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/11/2007 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Detenido en la calle Braille por hurtos de cupones de la ONCE
El detenido llegó a hacer efectivo alguno de los boletos premiados que previamente había robado a los vendedores de la ONCE. Irónicamente, vivía en la calle Braille.

Tenía un largo historial delictivo, incluyendo siete detenciones, y últimamente se dedicaba a robar tiras de cupones a vendedores invidentes. Jesús R.C., de 57 años y nacionalidad española, acusado de varios delitos de hurto a personas ciegas, ha sido detenido por funcionarios del Grupo II de la Policía Judicial de la Comisaría de Ciudad Lineal. El detenido, aprovechando la minusvalía física de sus víctimas, se apoderaba de tiras completas de cupones y seguidamente se daba a la fuga a la carrera. Tales hechos, repetidos con asiduidad y en distintas zonas de la capital, estaban suscitando entre los vendedores de la ONCE la intranquilidad y la alarma, impidiendo el desarrollo normal de su trabajo.

Detenido en la calle Braille
Las investigaciones se iniciaron con la primera de las denuncias formuladas en la citada Comisaría, concretamente a raíz del hurto ocurrido en un quiosco de la ONCE situado en el número 168 de la calle García Noblejas, donde un individuo, del que entonces sólo se sabía que rondaba los 50 años y era calvo, se había dado a la fuga con varias tiras completas de cupones esperando que resultaran agraciados con el premio. De hecho, uno de ellos resultó premiado en el sorteo celebrado el pasado 10 de noviembre, y fue presentado a cobro. Las investigaciones fueron arduas, con la dificultad añadida de que las víctimas, debido a su invidencia, no podían aportar muchas pistas sobre el aspecto físico del delincuente. Gracias a testigos de las fugas y a otros indicios, los agentes localizaron finalmente su domicilio, irónicamente ubicado en la calle Braille. El detenido se negó a prestar declaración a los agentes, así que aún está por determinar sus objetivos: si buscaba sólo el premio o suplantar a un vendedor para vender él los cupones.

Sabedora de esa especial vulnerabilidad, la Policía Nacional impartió en octubre a sus funcionarios un curso sobre técnicas para desenvolvimiento de invidentes, a petición del comisario de Ciudad Lineal.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic