inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 21 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/07/2008 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El 70% de los inspeccionados aprueba con nota.
Inspectores y sanciones en las rebajas de verano
Los comerciantes madrileños aprovechan para sacar a la calle lo que no vendieron durante la temporada y se muestran satisfechos por las inspecciones a pesar de las sanciones.

 

Los comercios del distrito también pasan sus respectivas ITV´s. Se trata de la Campaña de Inspección y Control de la Actividad de Rebajas de Verano impulsada por el Ayuntamiento. Controles que aseguran a los consumidores unas compras lejos de las temidas estafas. Así, un ejército de inspectores técnicos de calidad y consumo se ha lanzado a las calles para comprobar que la normativa en esta materia se cumple a rajatabla.

Así está el panorama comercial

Existen sanciones para quienes hacen de este período consumista un negocio poco respetable. Aún así, en determinadas ocasiones, los inspectores han de recordar que el período de las ansiadas rebajas tiene una duración determinada: una semana como mínimo y dos meses como máximo, desde el 21 de junio hasta el 21 de septiembre. También son multados quienes emplean su picaresca para sacar unos beneficios extra comprando artículos a un precio inferior sólo y exclusivamente para los períodos de rebajas y los que aprovechan para colar artículos y prendas deterioradas o pasadas de temporada.

Asuntos de licencias municipales -vigentes y siempre expuestas al público-, hojas de reclamaciones  al alcance de los consumidores, condiciones y precios de los arreglos, entrega de facturas o tiques de cara a una posible devolución, una publicidad leal y clara que no induzca a error a los consumidores -que lo ofertado se ajuste siempre a la realidad para evitar sorpresas desagradables-, y admitir el pago con tarjetas de crédito o débito si así lo publicitan en el establecimiento, son sólo algunas de las medidas necesarias para aprobar con nota este examen. 

En cualquier caso, el Ayuntamiento deja claro que una rebaja no debe admitir una vulneración de nuestros derechos como consumidores y anima a quienes se hayan visto afectados a que se dirijan a la Oficina Municipal de Información al Consumidor, ubicada en la calle Gran Vía, nº 24, o que llamen al teléfono 010.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic