inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/11/2007 - Alberto Barberá Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El jazz invade la noche de Ciudad Lineal con artistas de lujo: Oregon, Battista, Chris Potter y Abe Rábade
Una vez más, Ciudad Lineal se ha vestido de gala para acoger el XII Festival Internacional de Jazz, que ha sido, como se preveÍa, un éxito rotundo.

El jazz es la cima del músico, la apuesta por el difícil y arriesgado mundo de la improvisación. Nació en el estado de Luisiana de mano de los esclavos  africanos, que utilizaban cualquier elemento para crear música. Y así, combinando tres tradiciones musicales (estadounidense, africana y europea), nació lo que se conoce como  jazz, una libertad musical en un entorno donde esa era la única de la que se podía disponer.

El pulimiento del estilo y la incorporación de instrumentos musicales lo hizo evolucionar hasta salir de sus fronteras y convertirse en un estilo musical consagrado. Sin duda, su asimilación por parte del resto del mundo, y en este caso España, ha conseguido crear escuela y tener innumerables adeptos.

De este modo, la iniciativa que puso en marcha la Junta de Ciudad Lineal entre el 9 y el 17 de noviembre  con el XII Festival Internacional de Jazz, tuvo una repercusión enorme, atrayendo a gente no sólo del distrito y de Madrid, y contando con una acogida del público excepcional. Y no es para menos. Los artistas que deleitaron a los estupefactos oyentes no eran precisamente noveles;  unos músicos que dominan diferentes instrumentos magistralmente y saben sacar de ellos algo más que música: Oregon, Stefano Di Battista Quartet, Chris Potter y Abe Rábade Trío.

Cada músico es un mundo; sin embargo, todos tuvieron en común muchas cosas: la brillantez con la que tocaron las composiciones, la complicidad entre los miembros de cada banda, el clima vibrante e hipnótico que impedía a los que estaban sentados en sus butacas moverse de ellas y la ovación clamorosa que recibieron de un público sensible y entendido que no escatimó en aplausos.

Todo este batiburrillo de melodías apasionantes, algún que otro solo espectacular, la cálida acogida de la gente y el trabajo llevado a cabo por los organizadores del evento otorgan una matrícula de honor al XII Festival de Jazz de Ciudad Lineal. De esta manera se abre la puerta a una nueva edición el año que viene donde la calidad, se mantenga y mucha más gente, movida al menos por una curiosidad sana, decida no perdérselo.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic