inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 24 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/04/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los acogidos son hombres y mujeres, mayores de edad y en estado de precariedad que pueden permanecer en el centro hasta un máximo de tres meses.
Mejor acogida y más atención a inmigrantes
El Centro de Acogida de Ciudad Lineal asistió durante 2010 a 47 personas de 24 nacionalidades diferentes procedentes de África, Sudamérica, Europa y Asia.

El Centro de Acogida Ciudad Lineal, ubicado en el barrio de Pueblo Nuevo asistió a lo largo de 2010 a 47 personas, -43 hombres y 4 mujeres-  de 24 nacionalidades diferentes, procedentes sobretodo del continente africano, con una fuerte presencia de Ghana y Mali. De este total, un 30% son sudamericanos y el resto europeos (12,7%) y asiáticos (4,2). La gran mayoría de los atendidos cuentan con un cierto nivel de estudios y sus edades oscilan entre los 31 y los 50 años. El centro ha permanecido el año pasado  con una media de ocupación de más del 96%.

Este centro tiene capacidad para 15 personas; once plazas para hombres, tres para mujeres y una de emergencia, repartidas en seis habitaciones dobles masculinas y una triple femenina. Cuenta además con servicios, duchas, cocina, salón-comedor, lavandería y recepción. Incluso, el tamaño reducido del centro hace que en él se dé una relación mucho más personalizada, favoreciendo así la convivencia y los vínculos humanos entre los usuarios.

Los asistidos son hombres y mujeres, inmigrantes, mayores de 18 años y que carecen de recursos económicos, con autonomía personal y sin problemas de adicciones ni consumo de productos tóxicos. En caso de padecer algún tipo de enfermedad mental, es necesario que estén recibiendo tratamiento. Estas personas, en general, atraviesan etapas de especial vulnerabilidad. Los profesionales del centro estudian cada uno de los casos y trabajan con ellos de forma que una vez fuera puedan incorporarse a la vida social y laboral.

El tiempo de permanencia es de 15 días aunque puede ampliarse hasta un máximo de tres meses, según las necesidades de cada acogido. Llegan, en su mayoría, derivados de los centros municipales de Servicios Sociales.
Del Programa Integral de Acogida y Atención a la Población Inmigrante forman parte el comedor social de las hermanas, un centro de día, los pisos de acogida y el centro de Ciudad Lineal  ya citado.

La mayor parte de las personas que ingresan en este centro proceden de una situación de calle por lo que, en principio, necesitan que se les proporcione un entorno adecuado que les permita establecer hábitos normalizados y potenciar tanto su autoestima como las relaciones interpersonales.

En el momento de acceder al centro, los usuarios reciben un lote con útiles de aseo personal y la manutención  (desayuno y cena en el mismo centro y la comida en el comedor social). Además reciben ayuda para acceder a cualquier tipo de documento como pasaportes o empadronamiento, títulos de  transporte o medicinas en caso necesario.

Centro de Día
Constituye la puerta de acceso al programa. En él, los trabajadores sociales atienden y analizan la situación de cada usuario, valoran los recursos y deciden la intervención a seguir según las necesidades sociales, jurídicas, laborales, educativas o familiares de cada persona. Además, se realizan actividades formativas y se facilitan servicios destinados a paliar la situación de deterioro de las personas más desfavorecidas como lavandería y duchas (en 2010 se prestaron casi 4.000 servicios), peluquería (185) y podología (109).

A lo largo de 2010, el Centro de Día atendió a 7.454 personas, de ellas  cerca de mil eran menores de edad. De este total, casi 3.000 se incorporaron a la bolsa de empleo y otros  600 encontraron trabajo. Más de 600 personas asistieron a los talleres de alfabetización, geriatría, cocina y clases de español para extranjeros. 7 de cada 10 personas acogidas finalizaron el proceso completo en el centro. En este caso, al contar con algún tipo de ingreso, estas personas pueden acceder a los pisos de acogida que forman parte del Programa Integral de Acogida y Atención a la Población Inmigrante.

Comedor Social
Depende de las Hermanas de la Caridad y está destinado a cubrir las necesidades básicas de alimentación de unas 500 personas al día en tres turnos; uno para familias y dos para adultos. En 2010 se sirvieron casi 175.000 raciones lo que supone una media anual de  480 personas/día.

Cada vez es mayor el número de ciudadanos que necesita este servicio. En 2007, el centro atendía a unos 330 comensales y en la actualidad, dada la situación de crisis económica que vive el país, la cantidad de personas que sufren precariedad material ha aumentado considerablemente hasta llegar a incrementarse en un 43%. Cada vez es mayor tanto la cantidad de inmigrantes como de otras personas que tienen casa pero que necesitan ahorrar en alimentos para poder seguir pagando ese alojamiento y otro tipo de gastos. Esto ha obligado a proporcionar comida preparada para familias que se la llevan a su casa.
 
 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic